La Miami Fashion Week llama a la puerta del “olimpo” de la moda

Eldiario.es

Mar Vila Pruneda

Miami, 30 may (EFE).- La Miami Fashion Week comienza hoy con la seguridad de sumar cada vez más diseñadores de primera talla mundial, como la firma italiana Roberto Cavalli, y hacerlo además con la apuesta por la moda sostenible del presidente honorífico de la cita, el actor Antonio Banderas.

Miami presenciará hasta el domingo los desfiles de las colecciones de playa o “resort” de diseñadores como los españoles Agatha Ruiz de la Prada y Custo Barcelona, los venezolanos Ángel Sánchez y Oscar Carvallo, los mexicanos Benito Santos y Pamela de Haro o el cubano-estadounidense René Ruiz.

Este evento de la moda de Miami, que se relanzó en 2016, exprime cada año el potencial de la ciudad, según Antonio Banderas, que confiesa que su vinculación especial con esta urbe, tanto a nivel personal como profesional, le llevó a implicarse por completo en este proyecto.

En la rueda de prensa de presentación del evento, Banderas aseguró que los ojos de los grandes diseñadores del mundo “ya se están fijando en que aquí hay un equipo serio y un proyecto sólido”, y auguró para el año que viene la presencia de “grandes marcas” de prestigio internacional.

Y como inicio de la gran plataforma que espera que sea Miami, Banderas resaltó la presencia este año de Roberto Cavalli, que presentará una colección especial el próximo viernes durante la gala benéfica que recaudará fondos para un hospital infantil local y la Fundación Lágrimas y Favores, fundada por el mismo actor.

“La presencia de Cavalli abre una puerta que puede llevarnos a sitios muy grandes”, asegura Banderas, un camino que seguirán cultivando.

La directora creativa del evento, Lourdes Fernández Velasco, aseguró a Efe haber cumplido uno de sus objetivos para este año, haber traído un gran diseñador “del olimpo” como Cavalli, un hecho que los pone “pone en otra escala”.

Asimismo, el director artístico de la Miami Fashion Week, Sergio Salerni, confesó a Efe la importancia de haber podido involucrar por primera vez una de las marcas italianas “más prestigiosas”, algo que muestra la “popularidad” de este evento y su crecimiento a nivel internacional.

“Aunque todavía hay mucho trabajo por hacer, para convertirnos de verdad en el lugar para las colecciones ‘resort’ reconocidas internacionalmente”, aseguró Salerni, que lleva a Miami la experiencia que ha acumulado durante tres décadas trabajando con marcas como Versace o Valentino.

Para el director del evento, Julio Iranzo, la presencia de Cavalli marca “un antes y un después en lo que es la moda en la ciudad”, aunque aseguró a Efe que la Miami Fashion Week es “más que solo moda”.

Conferenciantes de todo el mundo se darán cita en la “Miami Fashion Week Summit”, una serie de clases magistrales donde se tratarán temas de sostenibilidad y ética en la industria de la moda.

Banderas confesó que cuando empezó a tomar clases de diseño de moda en Londres “no tenía ni idea” del daño que esta industria produce al medio ambiente.

Es por eso que quiere que la Miami Fashion Week tenga como segundo pilar principal la sostenibilidad, con colecciones que incluyan materiales reciclados.

Y aunque se siente orgulloso de la “exclusividad” que tiene la semana de la moda en Miami, al ser el primer evento de este tipo que se enfoca en proteger el medio ambiente, considera que Nueva York, París o Milán deberían seguir este ejemplo y promover un modelo sostenible.

Este año la Miami Fashion Week amplía las ubicaciones de sus desfiles, y una de estas nuevas pasarelas la inaugurará hoy el diseñador venezolano Oscar Carvallo, en el lujoso centro comercial Brickell City Center, donde presentará su colección “Free my soul”, una ropa “de calle” con el símbolo del corazón “siempre presente”.

“Surge de la situación que vive Venezuela, con el corazón siempre en la mano”, dijo Carvallo a Efe, antes del que será su primer desfile en la ciudad floridana.

“Miami se puede convertir en una capital de la moda en Estados Unidos”, asegura el diseñador, que apostó por esta ciudad con una boutique en el Design District de Miami.

El país invitado para esta edición de la Miami Fashion Week es Colombia, que reunirá las colecciones de cinco diseñadoras, entre ellas Carolina Estefan, Daniela Batlle y Lina Cantillo.

La que no estará será la nicaragüense Shantall Lacayo, que canceló su participación en la cita después del plantón que grupos de nicaragüenses habían preparado por la posible asistencia en su desfile de Daniela Ortega, hija del presidente de Nicaragua y socia y amiga personal de la diseñadora.

Lacayo anunció este martes su decisión de no presentar su colección “resort” 2019 ante la “situación” que vive Nicaragua, sumido en una crisis de violencia y represión por las protestas antigubernamentales iniciadas a mediados de abril, y debido a las “confusiones” y “la ola de especulaciones” generadas en torno a su persona. EFE