La OIT y ACNUR impulsarán empleos para refugiados sirios en Jordania

El Diario de Coahuila

Ginebra, 19 jul (EFE).- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) impulsarán la creación de empleos para los refugiados sirios y las comunidades de acogida en Jordania.

Las dos organizaciones firmaron el pasado día 16 una carta de entendimiento en Ammán en la que definen los medios que permitan incrementar la colaboración y las actividades conjuntas dirigidas a facilitar el acceso de los refugiados y de las comunidades de acogida al trabajo decente, informó hoy la OIT en un comunicado.

La carta se basa en el memorando de entendimiento mundial firmado por las dos agencias en 2016 dirigido a buscar soluciones sostenibles para los refugiados y otras personas desplazadas por conflictos y persecuciones.

Las actividades que ambas agencias implementarán incluyen el intercambio regular de información sobre los problemas planteados por las poblaciones de refugiados en materia de derecho al trabajo, medios de subsistencia y la movilidad para trabajar; y la colaboración en los servicios de adecuación de la oferta y demanda de empleo para los refugiados.

También la movilización conjunta a fin de extender el derecho al trabajo de los refugiados y de promover soluciones innovadoras para incrementar la formalización del mercado laboral.

La OIT y el ACNUR ya trabajan en estrecha colaboración en las cuestiones de empleo, en particular con las oficinas de empleo en los campos de Zaatari y en el campo de Azraq, pero también en la coordinación de las actividades de subsistencia y la gestión de los conocimientos.

Esta colaboración forma parte de la respuesta internacional más amplia a la crisis de refugiados sirios, a solicitud del Gobierno de Jordania, para ayudar tanto a los refugiados sirios como a los jordanos en las comunidades locales que los acogen.

En 2016, el Gobierno de Jordania aceptó autorizar el acceso de los sirios a determinadas ocupaciones del mercado de trabajo, a cambio de un mejor acceso de los productos jordanos al mercado europeo, a créditos blandos y a un aumento de las inversiones extranjeras en el país.

Esto ha dado lugar, según la OIT, a la creación de empleos para los refugiados sirios en Jordania y, a la vez, contribuye con los objetivos de desarrollo a largo plazo.

Hasta el 30 de junio 2018 fueron concedidos y renovados más de 100.000 permisos de trabajo a los refugiados sirios. EFE