La OLP defiende la denuncia palestina contra Israel ante la CPI

Jerusalén, 22 may (EFE).- La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) defendió hoy la petición presentada ante la Corte Penal Internacional (CPI) para iniciar una “investigación efectiva e inmediata” de los “crímenes de la ocupación” israelí, incluidos los asentamientos y los muertos de las últimas protestas en Gaza.

“El Estado de Palestina está cumpliendo su deber legítimo de consagrar los derechos de nuestro pueblo, de los que es más importante el derecho a la autodeterminación, y a responsabilizar a la beligerante ocupación israelí de los crímenes de guerra que sigue cometiendo contra la tierra y el pueblo de Palestina”, afirmó el secretario general de la OLP, Saeb Erekat, en un comunicado.

Según Erekat, “Israel, la potencia ocupante, está comprometido a cancelar los derechos del pueblo palestino, al desafiar su misma existencia sobre su tierra. Es por tanto nuestra obligación nacional responsabilizar a Israel, en ausencia de una responsabilidad internacional que sigue tratando con Israel como un país por encima de la ley”.

Por su parte, Israel criticó la solicitud presentada por los palestinos ante la justicia internacional.

“El Estado de Israel tiene una opinión severa” en relación a la petición palestina a la CPI, indicó el portavoz del Ministerio de Exteriores Emmanuel Nahson en un comunicado, en el que aseguró que este es “un paso cínico sin validez legal”.

Israel consideró que “es absurdo que las acciones palestinas frente a la corte” se produzcan “en un momento en que los palestinos continúan incitando actos de terrorismo, mientras explotan a mujeres y niños como escudos humanos para (cometer) ataques violentos contra la seguridad de los ciudadanos de Israel”.

Hoy el ministro de Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Riad al Malki, mantuvo una reunión en La Haya con la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, a quien entregó un informe con el titulo “Los asentamientos”, en el que se explican los “crímenes” supuestamente cometidos “con impunidad” por Israel, y demandó una investigación “sin más retraso”.

El documento también incluye “fuertes evidencias” sobre la destrucción de casas, las muertes de civiles palestinos durante las protestas en Gaza, un sistema discriminatorio o la “explotación ilegal” de los recursos naturales palestinos, apuntó Al Malki.

Todos los hechos alegados por la ANP en su denuncia se habrían cometido en el periodo posterior al 13 de junio de 2014, fecha en la que Palestina aceptó la jurisdicción del CPI, aunque no fue hasta abril de 2015 cuando pasó a ser formalmente miembro de este tribunal internacional.

Después de que los palestinos hayan presentado su petición formal, ahora corresponde a la Fiscalía decidir si abre una investigación preliminar sobre el caso.

Las autoridades palestinas han recurrido al tribunal después de la muerte de decenas de manifestantes en la frontera de Gaza por disparos del Ejército israelí, sesenta de ellos el 14 de mayo, día en que se trasladó la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, y 114 desde que comenzaron las protestas de la Gran Marcha del Retorno el 30 de marzo. EFE