La ONU analiza distintas acciones ante tensiones entre Arabia Saudí e Irán

635787300716239982w-660x330Nueva York, 4 ene (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU está analizando “diferentes acciones” ante las tensiones entre Irán y Arabia Saudí, pero aún no ha alcanzado conclusiones acerca de estas consultas, informaron hoy fuentes oficiales.


“Los miembros del consejo están trabajando en la situación sobre este tema. Todavía no tenemos una conclusión, pero eso no significa que no se vaya a alcanzar,” afirmó el embajador de Uruguay ante Naciones Unidas, Elbio Rosselli.

El diplomático, cuyo país preside este mes el Consejo de Seguridad, habló sobre esas consultas al detallar en una rueda de prensa el programa mensual de ese órgano de Naciones Unidas, en el que la situación de Oriente Medio ocupará varias sesiones.

A pesar de la insistencia de los periodistas, Rosselli no quiso anticipar qué tipo de conclusiones pueden adoptar los miembros del Consejo de Seguridad, que hoy reanudó sus sesiones después del largo fin de semana.

La ONU ha anunciado que está siguiendo estrechamente las tensiones que se viven en Oriente Medio después que fuera atacada la embajada saudí en Teherán por un grupo de manifestantes que protestaban por la ejecución de un clérigo chií en Riad.

Este ataque derivó en la decisión de Arabia Saudí de romper sus relaciones diplomáticas con Irán, medida que han secundado Baréin y Sudán.

El diplomático uruguayo dijo que el consejo había recibido una “comunicación” de Arabia Saudí sobre este tema, pero evitó dar detalles, y señaló que hasta ese momento no había visto ninguna otra comunicación presentada por Irán.

“Estamos trabajando en este tema con diferentes formas o acciones para que se pueda resolver. No quiero precisar ninguna específica”, agregó el diplomático, cuyo país se reincorporó este año al consejo, para un mandato de dos años, después de haber formado parte de ese órgano de Naciones Unidas hace medio siglo.

Rosselli dijo que, en principio, los miembros del Consejo de Seguridad están negociando un comunicado de prensa sobre estas tensiones, en el que se aún estaba trabajando, sin detallar en qué sentido se estaba preparando.

Irán y Arabia Saudí son actores claves en Oriente Medio, desde bandos distintos. Pueden tener un papel decisivo para resolver los conflictos armados en Siria y Yemen, ya sea porque están involucrados o por la influencia que ejercen entre las partes enfrentadas.

Existe el temor de que las tensiones que se viven desde el pasado fin de semana puedan representar un retroceso en las negociaciones que se llevan a cabo para llegar a la formación de un gobierno de unidad en Siria.

“Espero que no sea así”, afirmó el embajador uruguayo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, hizo hoy un llamamiento a Teherán y Riad para que eviten una escalada en la tensión, en conversaciones telefónicas que mantuvo en las últimas horas con lo titulares de Exteriores de los dos países.

En la comunicación que mantuvo con el ministro iraní, Mohamad Yavad Zarif, Ban “reiteró que el ataque a la embajada saudí en Teherán era deplorable, pero agregó que el anuncio de la ruptura de las relaciones diplomáticas saudíes con Teherán era profundamente preocupante”, según dijo un portavoz de la ONU.

En su rueda de prensa, el embajador uruguayo, al precisar la agenda mensual del consejo, dijo que el 26 de enero habrá un debate abierto ministerial sobre Oriente Medio, con la participación de países no miembros de ese órgano de Naciones Unidas.

La sesión estará presidida por el ministro uruguayo de Exteriores, Rodolfo Nin Novoa.

Además, habrá otro debate abierto sobre la protección de civiles en conflictos armados, el 19 de enero, que estará encabezada por el vicecanciller uruguayo, José Luis Cancela.

Este tema, dijo el embajador Rosselli, ha estado en “el centro y el corazón” de la participación de Uruguay en distintas operaciones de paz.

“Es la población civil la más débil y la más afectada por todos los conflictos”, insistió. (1)EFE