Inicio > Noticias > Internacional > La ONU reclama ayuda y soluciones para desplazados por conflictos en Birmania

La ONU reclama ayuda y soluciones para desplazados por conflictos en Birmania

Rangún (Birmania), 15 may (EFE).- La subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de la ONU, Ursula Mueller, llamó a las autoridades de Birmania (Myanmar) a garantizar el acceso a la ayuda humanitaria y a encontrar soluciones para los 270.000 desplazados por conflictos en su territorio.

Mueller destacó el derecho de los desplazados a regresar voluntariamente a sus casas “de forma segura y digna”, o a establecerse en otro lugar de su elección, en un comunicado emitido al término de una visita de seis días al país asiático.

La visita incluyó el estado de Rakáin, en el oeste de Birmania, donde unas 700.000 personas necesitan asistencia humanitaria, incluidas las 128.000 de las minorías musulmanas rohinyá y kaman internadas en campos de desplazados desde 2012 tras un brote de violencia sectaria con la mayoría budista rakáin.

La enviada de la ONU llamó a abordar “la raíz de las causas del desplazamiento” y la “vulnerabilidad” de los rohinyá, minoría a la que Birmania no reconoce la ciudadanía y somete a diversas restricciones, incluida la libertad de movimientos.

“Es crucial que la estrategia que se implemente aborde la raíz de las causas del desplazamiento. El cierre de los campos debe vincularse a la mejora de la libertad de movimientos y a las oportunidades de trabajo”, dijo Mueller.

“Los musulmanes que viven fuera de los campos, cuya libertad de movimientos y acceso a sanidad y educación está severamente restringida, también se enfrentan a una situación extremadamente difícil”, añadió.

En Rakáin, más de 700.000 rohinyá huyeron a Bangladesh tras una vasta operación del Ejército birmano en 2017 que la ONU calificó de “limpieza étnica de manual” y en la que denunció “genocidio intencional”.

Mueller expresó su preocupación por el aumento de los combates en Rakáin entre el Ejército birmano y el Ejército Arakan, una guerrilla de la minoría rakáin, que en los últimos seis meses ha desplazado a unas 30.000 personas.

En cambio, celebró la extensión hasta junio del alto al fuego decretado por el Ejército birmano en los estados de Kachin y de Shan, en el noreste del país, y ensalzó la operación de ayuda humanitaria que llevan a cabo organizaciones locales e internacionales para asistir a más de 200.000 personas.

Durante su visita, Mueller se entrevistó con el ministro de Asuntos Sociales, Win Myat Aye, y la líder de facto del Gobierno, Aung San Suu Kyi, con los que aseguró haber intercambiado puntos de vista para mejorar la cooperación en la ayuda a los más necesitados. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: