Inicio > Noticias > Internacional > La oposición desvela la composición del grupo para el diálogo y la transición

La oposición desvela la composición del grupo para el diálogo y la transición

Argel, 17 jul (EFE).- El Foro Civil para el Cambio, uno de los grupos que apoya las protestas populares contra el régimen militar en Argelia, publicó hoy la lista de figuras políticas “sin tacha” que propone para sacar al país del vacío de poder y la crisis política que sufre desde hace cinco meses.

La lista está compuesta de 13 nombres, entre los que destacan dos ex jefes de Gobierno Mouloud Hamrouche y Mokdad Sifi, el expresidente del Parlamento Karim Younès y el exministro y candidato presidencial de 1999 Ahmed Taleb Ibrahimi.

A ellos se suman la heroína de la independencia Djamila Bouhired, la conocida constitucionalista Fatiha Benabou, el sociólogo Nacer Djabi, el abogado Mustapha Bouchachi e intelectuales y miembros de la sociedad civil Islam Benattia, Lyes Merabet, Nafissa Lahreche, Smaaïl Lalmas y Aïcha Zenaï.

En declaraciones recogidas por el diario digital líder “Tout sur l’Algerie”, el presidente del foro, Abderrahmane Arar, aseguró que todos ellos cumplen con los requisitos que exige el movimiento de protesta, o Hirak.

Se trata de “tener una vinculación con el Hirak, ser aceptado por el pueblo y el poder, no estar involucrado en casos de corrupción, carecer de ambiciones políticas y no estar ligado al régimen” del expresidente Abdelaziz Bouteflika, forzado a dimitir el pasado abril por las protestas y la presión del jefe del Ejército, Ahmed Gaïd Salah.

El martes, el expresidente del Parlamento Karim Younès expresó su disposición a integrar este foro, calificado de “mediación emergente”.

Las marchas masivas de protesta se repiten en Argelia cada martes y cada viernes desde el pasado 22 de febrero, aunque han perdido fuelle, en especial las de los estudiantes debido a los exámenes y al periodo estival.

Pero también a la división que se observa en el movimiento de protesta, en el que hay muchas voces que apoyan la maniobra puesta en marcha por Gaïd Salah tras forzar el pasado abril la renuncia del anciano y enfermo Bouteflika, que le nombró en 2004 y del que fue uno de sus apoyos más firmes.

En este contexto, Argelia vive en una confusa situación política desde que hace dos semanas concluyera el periodo interino de tres meses sin que se hayan celebrado nuevos comicios presidenciales y sin que exista aún una fecha para los mismos.

Mientras que el Ejército y el Gobierno interno, afín al antiguo régimen, consideran que el mandato provisional como jefe de Estado del presidente del Parlamento, Abdelkader Bensalah, sigue en vigor, los constitucionalistas recuerdan que no está especificado en la Carta Magna y que existe “un vacío de poder”. EFE