Inicio > Columnas > La paradoja continúa

La paradoja continúa

Borrego dixit

Salvador Borrego, Ph. D.

La lucha por el poder, opus 55

1-12-2020

Hemos llegado al fin del primer tercio de la presidencia de AMLO.

La elección fue paradójica (la mayoría voto por él, a pesar de que la mayoría no estaba de acuerdo con sus propuestas más importantes) y la evaluación a su gobierno también es paradójica (la mayoría lo aprueba, a pesar de que la mayoría lo reprueba en los aspectos de gobierno más importantes).

Lo interesante es que ni AMLO y sus seguidores, ni sus opositores, entienden a cabalidad las paradojas antes citadas. AMLO camina, con paso de vencedor, suponiendo y pregonando que vamos con madre, a pesar de la realidad; y sus opositores no captan la complejidad del problema, y acuden a trivialidades (un like no es un voto; cómo derrotar a AMLO, etc.) y mantienen sus actividades opositoras con un optimismo que tampoco se corresponde con la realidad.

Este desfase de nuestros actores políticos inevitablemente nos hace recordar a John Adams, cuando cita:

“Los hechos son cosas obstinadas; y cualesquiera que sean nuestros deseos, nuestras inclinaciones, o los dictados de nuestras pasiones, estos no pueden alterar el estado de los hechos y de la evidencia”.

Tarde o temprano verán las cosas como son. Si es tarde las verán rumiando el fracaso y la derrota; pero ojalá, por el bien de todos, sea temprano. Para que AMLO concilie sus buenos propósitos con la sensatez, y la oposición busque en la ciencia, y no en la charlatanería, la guía para confrontar a la 4T.

Por lo pronto, en estos tiempos de muerte, disfrutemos de este espectáculo grotesco, pero interesantísimo, en que se ha convertido la vida pública nacional.

 

++

La lucha por el poder, opus 54

 

El discurso, la fotografía y los contrastes

 

Ayer circularon en redes sociales dos cosas que podrán ser relevantes en la lucha por el poder:

  1. El discurso inaugural de la FIL, del gobernador de Jalisco Enrique Alfaro. https://twitter.com/enriquealfaror/status/1332761671396450304?s=24
  2. La fotografía de una anciana suplicante por su hijo, ante un presidente que se limita a verla, sin bajar la ventanilla de su camioneta para ofrecerle algún consuelo.

Los contrastes son inevitables, abismales. El discurso de Alfaro destila cultura, sabiduría; mientras que el de AMLO confusiones y amargura.

La actitud contemplativa de AMLO, ante la anciana madre de un pescador, contrasta con su conducta obsequiosa ante la madre del Chapo.

En el tema de la fotografía ya está en curso un programa de control de daños, respecto del discurso de Alfaro creo que si responden se complicarán más; quizá en este caso optarán por el silencio.

Esta semana veremos si estos temas afectan o no la sólida popularidad de AMLO. Al margen de ello, este solo discurso, de Alfaro, podría estarlo poniendo en la pista para la sucesión presidencial.

saba@sabaconsultores.com