Inicio > Noticias > Internacional > La pobreza urbana en Argentina sube al 35,5 por ciento en el segundo semestre de 2019

La pobreza urbana en Argentina sube al 35,5 por ciento en el segundo semestre de 2019

Buenos Aires, 1 abr (EFE).- La pobreza en la población urbana de Argentina se situó en el 35,5 % durante el segundo semestre de 2019, 0,1 puntos porcentuales por encima de la tasa registrada en la primera mitad del año pasado, informaron este miércoles fuentes oficiales.

Según indicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en un informe, el índice de indigencia se situó en el segundo semestre del año en el 8 % de las personas, 0,3 puntos porcentuales más que en el primer semestre de 2019.

En comparación interanual con el segundo semestre de 2018, el índice de pobreza aumentó entre julio y diciembre pasado 3,5 puntos porcentuales y el de indigencia, 1,3 puntos.

La estadística oficial señala que a finales de diciembre pasado se encontraban por debajo de la línea de pobreza 2,4 millones de hogares, lo que supone 9,9 millones de personas pobres.

En tanto, 536.466 hogares se encuentran, a su vez, bajo la línea de indigencia, lo que incluye a 2,2 millones de personas.

La medición tiene en cuenta el nivel de vida en los 31 centros urbanos más poblados del país, lo que abarca a 28 millones de personas, sobre una población total en Argentina de unas 44,9 millones de personas.

Los datos dados a conocer hoy no incluyen la información de la ciudad de Resistencia, capital de la norteña provincia de Chaco, un conglomerado urbano de unos 410.000 habitantes que en el primer semestre de 2019 había registrado una tasa de pobreza del 46,9 %, una de las más elevadas del país.

El Indec alegó que los datos fueron excluidos del informe luego de que la Dirección de Estadística de Chaco manifestara “dificultades que afectaron el relevamiento de la información”.

El crecimiento de la pobreza en la segunda mitad de 2019 coincide con un período de severas turbulencias financieras desatado en agosto y que perduró hasta diciembre, mes en el que el peronista Alberto Fernández asumió la Presidencia argentina tras cuatro años del conservador Mauricio Macri al frente del Ejecutivo.

Los sobresaltos financieros incluyeron una fuerte subida en la cotización del dólar estadounidense en la plaza cambiaria local, con un impacto directo en los precios al consumidor, que el año pasado acumularon un alza del 53,8 %.

En este escenario, el coste de la cesta básica de alimentos, que se utiliza para medir la línea de la indigencia, acumuló en 2019 un alza del 52,8 %, mientras que la canasta básica total (alimentos y servicios), que marca la línea de la pobreza, también registró un aumento del 52,8 %.

Según precisa el informe oficial difundido hoy, los ingresos de los hogares indigentes se encuentran en promedio un 38,2 % por debajo del coste de la cesta básica de alimentos, mientras que los ingresos de los hogares pobres están en promedio un 39,8 % por debajo de la canasta básica de alimentos y servicios.

La economía de Argentina se encuentra hundida en recesión desde el segundo trimestre de 2018. EFE

%d bloggers like this: