La poesía ha roto barreras de edad y estrato social: Manuel Illanes

  • El editor organizó subyugante velada donde tres bardos leyeron parte de su obra poéticaaaaaaesi

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 21 Ene (Notimex).- El escritor y editor Manuel Illanes (Santiago de Chile, 1979), quien está haciendo una maestría en Letras Mexicanas en este país, ha observado, desde su trinchera, la editorial cartonera “La rata cartonera”, que hoy en día “la poesía es mucho más acogida y tiene amplia cabida entre distintas personas de diversos estratos sociales”.

Entrevistado por Notimex minutos antes de iniciar anoche una tertulia poética en el café “Las hormigas” de la Casa del Poeta “Ramón López Velarde”, aseguró que el fenómeno poético es mucho más amplio que la creencia popular generalizada, en el sentido de que “la poesía sólo se lee entre poetas”, porque actualmente muchos jóvenes la han adoptado.

“Los jóvenes de hoy escriben sobre muchas cosas, muchas veces de acuerdo con la forma estética que más les interesa, y entre los que yo conozco, se escribe de la valoración de la experiencia personal, lo que no implica necesariamente que la poesía sea una experiencia individual”, añadió el organizador del encuentro poético con tres autores de largo aliento.

Manuel Illanes reparte su tiempo entre la Ciudad de México para proseguir con su preparación académica, y la de Cuernavaca para atender a “La ratona cartonera”, la casa editorial fundada en 2009 y que a la fecha tiene en su catálogo obras emblemáticas dentro del género como el poemario “Respiración del laberinto” de Mario Santiago Papasquiaro.

Más poemarios en su haber son “Nación nómada/Nomadic Nation”, de Rubén Medina; “Mapas y escritos”, de Bruno Montané; “Isla”, de Edgar Saavedra, “Derechos y libertad de los motociclistas”, de Matías Ellicker, “Con catulo de rodilla”, de Joseantonio Suárez; “El último ciclista”, de Pedro Damián, y “Cabiria”, de Ramón Méndez, de cuidada edición.

Igual, cuento “Forward Kioto”, de Juan Villoro, y el libro gráfico “En la suite de la culebra”, de Armando Brito, y sobre su manufactura recordó que “La ratona cartonera” es una de las primeras editoriales cartoneras que hubo en México.

“Nació con el espíritu marginal en el sentido de rescatar un tipo de poesía y literatura sin espacio en los medios establecidos”.

El sello recupera, además, el movimiento poético llamado Infrarrealismo, el cual surgió en México en los años 70 con obras de Roberto Bolaño y otros autores.

“En cierta medida, el Infrarrealismo ha tenido una conexión muy directa con los jóvenes, quienes rescatan esa poética y el espíritu con el que se estableció, lo que significa que tiene muchos herederos”, comentó.

Empero, subrayó el entrevistado, la idea de la editorial no es sólo poner en relieve el quehacer de los poetas cobijados con el Infrarrealismo, sino abrir y propiciar espacios a las distintas corrientes poéticas que no tienen escaparates ni medios para llegar a los grandes públicos.

“Nuestro catálogo está constituido por poesía más que de otro género”, recalcó.

El chileno Manuel Illanes fue estratega del encuentro poético y presentador de los autores que llegaron hasta la Casa del Poeta. A la lectura colectiva asistieron Martín Cinzano (Ecuador-Chile), Beatriz Stellino (México) y Gabriel Cortiñas (Argentina).

Del primero dijo que reside en esta ciudad desde hace 10 años y el próximo mes presentará su libro “Peatonal”.

Beatriz Stellino presentó el año pasado un libro de largo aliento y Gabriel Cortinas vino por dos semanas a la capital de la República Mexicana con una estela de éxitos y premios, entre ellos, el Casa de las Américas de Cuba que le fue otorgado en 2013. Los tres participaron en el evento único e irrepetible donde dieron a conocer la poesía que les ha dado fama.