La policía turca arresta a unos 400 obreros en huelga en el nuevo aeropuerto

El Nuevo Diario

Estambul, 15 sep (EFE).- La policía turca ha detenido hoy a unos 400 obreros que se habían declarado en huelga en las obras del nuevo aeropuerto de Estambul, cuya inauguración parcial está previsto para finales de octubre, informa el diario BirGün.

Los trabajadores llevaban varios días en huelga, pidiendo el pago de salarios atrasados y la mejora de las condiciones de alojamiento, así como ropa de trabajo y una atención médica correcta para víctimas de accidentes laborales.

Ayer se reunió una comisión sindical con la empresa responsable de las obras, pero no se llegó a un acuerdo y la policía dispersó mediante gas lacrimógeno una manifestación de los trabajadores.

En la madrugada de hoy, una intervención de la policía se saldó con cientos de detenidos, entre ellos el secretario general del sindicato Insaat-Is, Yunus Özgür.

El diputado Ali Seker, miembro del partido socialdemócrata CHP, el mayor de la oposición, cifró en unos 400 el número de detenidos mientras que Insaat-Is habla de 600 obreros arrestados.

Seker denunció al diario BirGün que los patronos “continúan actuando como si estuviera en vigor el estado de excepción”, que fue levantado en julio pasado tras dos años en vigor.

Aunque instaurado tras el fallido golpe de Estado de 2016, el propio presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguraba a los empresarios que el estado de excepción era “una solución” para acabar con las huelgas, ya que la policía “intervendría de inmediato” en caso de una protesta obrera.

El tercer aeropuerto de Estambul, que irá reemplazando al de Atatürk, el tercero mayor de Europa, y se sitúa cerca del Mar Negro en el noroeste de Estambul.

Con una capacidad prevista de 200 millones de pasajeros al año, el nuevo aeropuerto pretende ser el mayor del mundo, y es uno de los proyectos estrella del Gobierno turco.

La puesta en marcha parcial de las instalaciones está prevista para el próximo 29 de octubre, Día de la República, pero varios medios turcos ponen en duda que esta fecha pueda cumplirse, visto el estado de las obras. EFE