La provincia argentina de Río Negro vota gobernador tras una campaña polémica

Buenos Aires, 7 abr (EFE).- La provincia argentina de Río Negro, en el sur del país, afronta este domingo sus elecciones a gobernador después de que la Justicia inhabilitase al gobernador actual, Alberto Weretilneck, a presentarse a la reelección, tras haber sido vicepresidente y presidente en los ciclos anteriores.

A Weretilneck, un independiente cercano al oficialismo, lo sucedió en las listas de Juntos Somos Río Negro (JSRN) Arabela Carreras, una candidata que la oposición considera títere, mientras que su rival principal en las urnas es Martín Soria, del kirchnerista Frente para la Victoria (FpV).

Desde las ocho de la mañana (11.00 GMT) cerca de 550.000 rionegrinos están llamados a votar en las 1.649 mesas electorales repartidas por la provincia.

Estas elecciones a gobernador y vicegobernador se producen tan solo dos semanas después de que la Justicia del país suramericano decidiese, tras un recurso del FpV, que la candidatura de Weretilneck no estaba avalada por la Constitución, algo que forzó a JSRN a nombrar un relevo para el actual gobernador.

Weretilneck también fue vicegobernador en primer lugar, hasta que asumió el puesto de gobernador poco después de asumir, al morir su predecesor, Carlos Soria, asesinado por su esposa.

En las elecciones de 2015, repitió mandato como gobernador.

El tribunal consideró que la situación de repetición de mandatos presentaba “una identidad casi absoluta” con otra que se produjo en 2013 en otra provincia argentina, Santiago del Estero (norte), cuando impidieron al entonces gobernador presentar una tercera candidatura.

Con el fallo, la Corte Suprema insistió en que desalentaba “la posibilidad de perpetuación en el poder”.

El propio Weretilneck dijo esta mañana a la prensa después de votar que ha sido una campaña “atípica” y continúa “convencido” de que la Constitución le permitía ser candidato.

Al ser preguntado si la sentencia en su contra había sido un fallo político, contestó que “en gran parte sí”.

En una entrevista concedida al diario La Nación el sábado, la candidata oficialista Carreras reconoció que las decisiones las tomará ella, pero que estas “no serán inconsultas”.

En los pasados días, el opositor Soria acusó a Carreras de manera pública de ser un “títere”.

Aunque Soria se presenta bajo las siglas del kirchnerista FpV, recalcó, también a La Nación, que un triunfo suyo no debería ser leído como una victoria de la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), y se identificó como “peronista” para serpararse del kircherismo.

La jornada de votación arrancó sin problemas en Río Negro, una de las primeras provincias en acudir a las urnas en un año repleto de procesos electorales en Argentina, que celebrará diferentes elecciones para la gobernación de sus provincias y más tarde afrontará los comicios presidenciales.

Tras unas primarias de voto obligatorio el 11 de agosto en las que se decidirán los candidatos definitivos de cada partido, el 27 de octubre tendrán lugar las elecciones generales, en las que se elegirá al nuevo presidente del país, se renovará la mitad de la Cámara de Diputados para los próximos cuatro años y un tercio de la de Senadores hasta 2025. EFE