La UE aprueba normas para evitar que los asesores ayuden a evadir impuestos

Agencia EFE

Bruselas, 13 mar (EFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea aprobaron hoy nuevas normas para obligar a los intermediarios fiscales como bancos, consultores o abogados a informar a las autoridades nacionales cuando proporcionen asesoría que pueda contribuir a evadir impuestos.

En el consejo celebrado este martes en Bruselas, los titulares dieron luz verde a la nueva legislación, según la cual los Estados miembros deberán compartir la información recibida sobre casos de planificación fiscal agresiva transfronteriza con el resto de socios comunitarios mediante una base de datos centralizada.

Ello debería permitir identificar nuevos riesgos y bloquear iniciativas perjudiciales.

Además, los países estarán obligados a imponer sanciones a los intermediarios que no cumplan con las medidas de “transparencia”, precisó el Consejo de la UE en un comunicado.

Las revelaciones de los “papeles de Panamá” en 2016 y de los “papeles del paraíso” el año pasado han puesto el foco sobre el papel de los asesores, que diseñan planes para permitir a particulares o empresas escapar o reducir sus contribuciones al fisco, especialmente, a través de complicados esquemas transfronterizos.

“Reforzar la transparencia es clave para nuestra estrategia destinada a combatir la evasión y elusión fiscal”, declaró el ministro búlgaro de Finanzas, Vladislav Goranov, cuyo país ostenta la presidencia rotatoria de la UE.

Añadió que si las autoridades reciben la información sobre esquemas de planificación fiscal agresiva “antes de su implementación”, los Estados miembros “serán capaces de cerrar las lagunas antes de que se pierdan ingresos”.

La directiva también establece una serie de características distintivas para identificar los esquemas de planificación fiscal sobre los que se debe informar a las autoridades.

No obstante, la exigencia de notificar un caso “no implicará que sea dañino”, sino que puede ser “de interés” para que las autoridades lleven a cabo un mayor escrutinio, explicó el Consejo.

El ministro de Economía español, Román Escolano, resaltó durante la reunión que España apoya “firmemente” todas las medidas de los Veintiocho para hacer frente a la planificación fiscal agresiva y “mejorar” la transparencia, pero pidió mayor ambición “con respecto al alcance de las características distintivas”.

Igualmente, durante una rueda de prensa posterior al encuentro, señaló que a petición de España se ha introducido una referencia que plantea extender la iniciativa más allá de las fronteras comunitarias, en foros internacionales como el G20 o la OCDE.

Tras el impacto en la opinión pública de los “papeles de Panamá” y los “papeles del paraíso”, los países han logrado la unanimidad sobre esta medida en menos de un año, pues la Comisión Europea presentó su propuesta sobre la materia en junio del año pasado.

De hecho, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, subrayó que los Veintiocho son capaces de adoptar normas con rapidez “cuando es necesario”.

Después del visto bueno de los ministros, los Estados miembros tendrán hasta el 31 de diciembre de este año para trasponer la directiva y los nuevos requisitos de información se aplicarán desde el 1 de julio de 2020.

Los socios comunitarios deberán intercambiar los datos cada tres meses, indicó el Consejo.

También en el ámbito fiscal, los ministros de Economía actualizaron la lista comunitaria de paraísos fiscales con la inclusión de Bahamas, San Cristóbal y Nieves y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, mientras que Baréin, Santa Lucía y las Islas Marshall la abandonaron.

La primera versión del listado se aprobó en diciembre de 2017 con un total de 17 países y en enero se redujo a nueve, cifra en la que permanece tras los cambios adoptados hoy.

Por otro lado, los socios comunitarios no fueron capaces de dar luz verde a las nuevas normas para reducir los riesgos en el sector bancario, si bien se prevé su aprobación durante el próximo mes de mayo.

“La presidencia ha trabajado muy duro con las delegaciones para encontrar un compromiso satisfactorio para todos los Estados miembros, pero se necesita algo más de tiempo. Seguiremos trabajando de modo que encontremos una solución aceptable a las restantes cuestiones pendientes en nuestra próxima reunión formal en mayo”, explicó el ministro búlgaro.

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, invitó a todos los países a realizar concesiones para poder adoptar las medidas. EFE