La UE lamenta asesinato de periodista mexicano y pide juzgar a responsables

México, 18 abr (EFE).- La delegación de la Unión Europea y las embajadas de sus Estados miembros en México, así como las de Noruega y Suiza, lamentaron hoy el asesinato del periodista Maximino Rodríguez ocurrido el 14 de abril pasado, y pidieron a las autoridades identificar y juzgar a los responsables.

El asesinato de Rodríguez, que se suma al de otros tres periodistas mexicanos durante este año, “da muestra de la gravedad de la violencia contra los periodistas” en el país latinoamericano, señaló la UE en una declaración de su delegación en México.

Junto con las embajadas de sus Estados miembros y de Noruega y Suiza, hizo un llamado para que las autoridades mexicanas desplieguen todos los esfuerzos posibles para hacer una investigación “expedita” con el fin de identificar y juzgar a los responsables.

Ante lo que calificaron como “preocupante reincidencia de asesinato de periodistas” en México, instaron a las autoridades a garantizar la protección de las personas que ejercen el periodismo en el país.

Rodríguez, asesinado el 14 de abril en La Paz, capital del noroccidental estado de Baja California Sur, escribía una columna sobre temas de seguridad y política para el portal de noticias Colectivo Pericú; además fue corresponsal de diarios nacionales como Excélsior.

La embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, también lamentó el asesinato de Rodríguez y aseguró en un comunicado que la labor de un periodista en México “es cada día más peligrosa”.

Jacobson expresó su firme convicción de que una prensa libre y segura es el cimiento de una democracia sólida y consideró como “imprescindible llevar ante la Justicia a los responsables de la muerte de Max y de otros periodistas asesinados”.

Rodríguez es el cuarto periodista asesinado en los últimos dos meses en México y el número 124 del año 2000 a la fecha, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En el mes de marzo fueron asesinados los periodistas mexicanos Cecilio Pineda en el estado de Guerrero, Ricardo Monlui en Veracruz y Miroslava Breach en Chihuahua. EFE