La UE rechaza sentencias a muerte y cárcel en Egipto por masacre de 2013

Agencia EFE

Bruselas, 11 sep (EFE).- La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, lamentó hoy las 75 penas de muerte contra islamistas y más de 600 de cárcel dictadas en el macrojuicio por la masacre de la plaza Rabaa al Adauiya de El Cairo en agosto de 2013, un proceso sobre el que expresó “serias dudas”.

Mogherini recordó que la UE se opone a la pena capital “en cualquier circunstancia”: “Abordamos el tema constantemente con todos los países del mundo que aún tienen la pena de muerte, pidiendo su abolición universal”, indicó una portavoz de Mogherini en un comunicado.

Al margen de ese rechazo, la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior recalcó que las circunstancias de este macrojuicio “arrojan serias dudas sobre el respeto al debido proceso y, en particular, sobre el derecho de los defendidos a un juicio justo”.

El pasado sábado, la Justicia egipcia cerró la mencionada macrocausa con la confirmación de la condena a muerte a 75 islamistas, y de cientos de sentenciados a prisión, uno de ellos el fotoperiodista Mahmud Abdelshakur abu Zeid, conocido como “Shawkan”.

Casi un mes y medio después de dictar 75 condenas a muerte en la primera parte de su sentencia, el Tribunal Penal del Sur de El Cairo completó su veredicto con la confirmación de aquel fallo y con 659 sentencias de cárcel más, 47 de ellas a cadena perpetua, por el violento desalojo policial de 2013.

Por lo que se refiere a la sentencia a cinco años de prisión para “Shawkan”, Mogherini afirmó que ésta “abre el camino a su liberación próximamente”, teniendo en cuenta el tiempo que ha cumplido ya en la cárcel.

“Es un alivio el que pronto vaya a ser liberado, aunque la sentencia y las condiciones para su puesta en libertad parece que no están totalmente en línea con la Constitución y las obligaciones internacionales” de Egipto, manifestó.

Según señaló, el respeto a las libertades civiles, incluida la libertad de expresión y de medios, “es una parte esencial de los cimientos de una sociedad democrática”, apuntó, y añadió que los periodistas “deberían ser libres de ejercer su profesión sin miedo a ser perseguidos o ir a la cárcel”.

Por último, la política italiana aseguró que la UE mantiene su compromiso con una “estabilidad sostenible y el desarrollo” de Egipto, aunque recordó que la seguridad “sólo puede ir de la mano con el total respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales”, concluyó. EFE