La Unión Africana condena la “toma de poder militar” en Sudán

Adís Abeba, 11 abr (EFE).- El presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, condenó hoy “la toma de poder militar” en Sudán, donde el jefe de Estado, Omar al Bashir, fue derrocado por el Ejército tras un Gobierno de 30 años.

En un comunicado emitido desde la sede de la UA en Adís Abeba, el jefe de la Comisión (secretariado) expresó “la convicción de la Unión Africana de que la toma de poder militar no es la respuesta adecuada a los desafíos que enfrenta Sudán y las aspiraciones de su pueblo”.

Mahamat recordó la Declaración de Lomé de 2000 sobre cambios inconstitucionales de Gobierno y la Carta Africana sobre Democracia, Elecciones y Gobernabilidad, que “condenan enérgicamente cualquier cambio de Gobierno inconstitucional”.

“En vista de los acontecimientos en curso, el presidente reitera estas disposiciones y desea una pronta reunión del Consejo de Paz y Seguridad (de la UA) para considerar la situación y tomar las decisiones apropiadas”, señaló la nota oficial.

Entretanto, Mahamat instó a todas las partes implicadas a “ejercer la calma y la máxima contención y respetar los derechos de los ciudadanos, los extranjeros y la propiedad privada en el interés del país y de su pueblo”.

También pidió “un diálogo inclusivo para crear las condiciones que permitan satisfacer las aspiraciones de los sudaneses a la democracia, el buen Gobierno y el bienestar, así como restablecer el orden constitucional tan pronto como sea posible”.

Expresó “la solidaridad de la Unión Africana con el pueblo de Sudán y promete su compromiso y disposición para apoyar a Sudán durante este período, en línea con sus instrumentos y principios pertinentes”.

Al Bashir fue desalojado del poder tras la presión en las calles de las protestas que empezaron hace cuatro meses y que en los últimos días llevaron a los militares a ponerse del lado de los manifestantes.

El ministro de Defensa de Sudán, general Awad Ibn Auf, anunció hoy que Al Bashir está detenido “en un lugar seguro” y que el Ejército ha decidido comenzar un Gobierno transitorio de dos años.

A la espera de saber los términos de esa junta militar, llamada Consejo Militar Transitorio, el ministro anunció la suspensión de la Constitución de 2005 y la disolución de la Presidencia, el Parlamento, el Consejo de Ministros y los gobiernos regionales. EFE