miércoles, julio 28, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > La Unión Postal Universal salva su futuro con una histórica reforma tarifaria

La Unión Postal Universal salva su futuro con una histórica reforma tarifaria

Antonio Broto

Ginebra, 25 sep (EFE).- La Unión Postal Universal (UPU), uno de los organismos internacionales más antiguos, aprobó hoy una reforma tarifaria para adaptarse al comercio electrónico que evita que uno de sus principales miembros, Estados Unidos, salga del organismo y cause una gran escisión en el sistema global de correo.

La reforma, aprobada por unanimidad pero tras unas largas negociaciones que se prolongaron hasta la madrugada del martes, ahuyenta el temor a que EEUU abandone esta organización con casi 145 años de historia, algo que Washington había prometido hacer desde el próximo mes de octubre si se mantenían las tasas actuales.

“La propuesta satisface el objetivo que me había encargado el presidente (Donald) Trump, aúna las diversas opiniones y permitirá que EEUU siga siendo miembro de la UPU”, señaló hoy en la sesión de votación el director de Política Comercial e Industrial estadounidense, Peter Navarro, seguido de fuertes aplausos.

El mismo Navarro fue quien advirtió el pasado año a la organización de que su país se marcharía si se mantenían las bajas tarifas actuales, que según Washington estaban subsidiando los paquetes que llegaban de países como China a causa de la explosión del comercio electrónico.

Las amenazas de EEUU, que gestiona un 40 % del correo postal mundial, llevaron a la agencia de Naciones Unidas con sede en Berna a convocar en 2019 el tercer congreso extraordinario de su larga historia, reunido esta semana en Ginebra.

Las tasas que generaron discordia en la organización son las llamadas “tarifas de remuneración”, que los países emisores de correo (y por tanto los que cobran a los clientes el envío) pagan a los receptores para compensar los gastos que ellos también han tenido para entregar las cartas o paquetes.

Tales tarifas se han mantenido relativamente bajas durante décadas pese a que los costes han aumentado a medida que los servicios de correos, por el auge del comercio electrónico, abandonaban progresivamente su rol como transportadores de cartas para reconvertirse en servicios de paquetería.

Ello generó un conflicto encabezado por países como EEUU (aunque secundado por otros importadores netos de correo, como Canadá o Brasil) que pedían el aumento de las tarifas a naciones exportadoras como China.

La reforma adoptada hoy permitirá un incremento de las tasas de entre un 13 % y un 17 % entre 2020 y 2025, aunque EEUU podrá aplicar las subidas de forma más acelerada a cambio de un pago de 40 millones de dólares en fondos de ayuda a la UPU.

Esos fondos servirán para sostener sistemas de seguridad postal y planes de pensiones para el personal de ese sector en todo el mundo.

Aunque la solución “no satisfará a todos, intenta velar por que nadie se vaya de este congreso con la sensación de irse con las manos vacías”, afirmó hoy en el plenario el director general de la UPU, el keniano Bishar Hussein.

Para el jefe de la delegación española, Rafael Crespo, subdirector general de Régimen Postal en el Ministerio de Fomento, el acuerdo logrado hoy ha sido además “un paso importante para instalarse en el siglo XXI al cambiar la forma de tomar las decisiones en esta organización”.

El gerente general de Correos del Perú, Gerardo Freiberg, opinó en declaraciones de Efe que el órdago presentado por Trump a la organización en el último año, pese a ser drástico, sirvió para animar a la agencia de la ONU a evolucionar y transformarse tras décadas de anquilosamiento.

“Era necesario, nos despertó, porque muchos países tenían subsidios muy grandes para sus operaciones postales y otros países más pobres veían un deterioro muy grande de su servicio. La amenaza de EEUU, más a causa de la distorsión de los costes que por una guerra comercial, ha fortalecido la red postal”, argumentó.

Los servicios de correos dentro de la UPU generaron en 2017, último año con cifras completas, ingresos por valor de 350.000 millones de dólares, transportando 310.000 millones de cartas y 13.700 millones de paquetes.

El servicio de cartas ha descendido en 10 años del 45 % al 38 % del total en la UPU, mientras que el de paquetería ha aumentado del 14 % al 25 %, una tendencia que continúa.

Con las reformas aprobadas hoy la UPU también busca no perder su negocio en el sector de la paquetería con respecto a los servicios de mensajería privados, que sólo manejan alrededor de un 28 % de las cartas globales pero casi el 60 % de los paquetes. EFE