La Yihad Islámica anuncia un regreso al alto el fuego en Gaza

Agencia EFE

Gaza, 29 may (EFE).- La Yihad Islámica anunció un regreso al alto el fuego acordado en 2014 entre Israel y las milicias de Gaza con mediación egipcia, tras la jornada más violenta desde entonces, con el lanzamiento de 70 proyectiles y cohetes desde la Franja y más de 35 bombardeos israelíes de represalia.

Dawood Shihab, portavoz en el enclave de la Yihad Islámica, anunció en un comunicado enviado a los periodistas que, tras contactos con mediadores egipcios, se acordó regresar a la tregua y devolver la situación a la calma a partir de la medianoche.

“Estamos comprometidos con esta tregua mientras que Israel lo esté”, dijo Shihab.

El líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina (PFLP) en Gaza Yamil Mizher también confirmó que se ha alcanzado un alto el fuego con mediación egipcia.

Tras el anuncio el Ejército informó en un comunicado que “está operando en Gaza” y advirtió que las explosiones que se escuchan en el enclave “están relacionadas con esta actividad”, sin dar más detalles sobre la misma.

Sobre las 10.30 de la noche hora local seguían sonando intermitentemente las sirenas antiaéreas en comunidades cercanas a la Franja, como en los consejos regionales de Hof Ashkelon, Sdot Negev y Shaar Hanegev, lo que indica posibles lanzamientos de proyectiles desde Gaza contra estas áreas.

Poco antes del anuncio de la Yihad Islámica, el brazo armado de este grupo, las Brigadas al Quds, y el de Hamás, las Brigadas de Ezedin al Qasam, reivindicaron la responsabilidad de los más de 70 ataques con cohetes y proyectiles de mortero que, aseguraron, son “en respuesta a la agresión de la entidad sionista y sus crímenes de guerra”.

“Golpe por golpe y sangre por sangre. No dejaremos que el enemigo imponga nuevas ecuaciones”, dijeron las dos milicias en la nota.

Hoy se registró el mayor aumento de tensión y fuego armado en torno a la Franja desde la operación militar Margen Protector de 2014, tras la que regía un alto el fuego respetado en general por ambas partes.

También hoy, un barco palestino con 17 pasajeros a bordo -entre ellos heridos, enfermos y estudiantes- trató de romper el bloqueo israelí zarpando esta mañana desde el puerto de Gaza capital dirección a Chipre, pero fue interceptado y detenido por fuerzas israelíes cuando alcanzó el límite de las nueve millas náuticas.

Cuatro naves militares lo trasladaron al cercano puerto de Ashdod, donde el barco fue investigado, tras lo que catorce de sus pasajeros fueron devueltos a Gaza.

Se espera que los tres restantes regresen mañana, informaron los organizadores de la acción.

El Ejército respondió a los ataques de hoy con el bombardeo de al menos 35 infraestructuras militares en Gaza y de un túnel que se adentraba en su territorio.

El portavoz militar teniente coronel Jonathan Conricus insistió en que su país “no busca una escalada”, pero advirtió que hará lo necesario para “proteger a los civiles israelíes”. EFE