Las defensivas decidirán al campeón y último duelo Brady-Manning

Tom-Brady-Peyton-Manning5Denver (EEUU), 23 ene (EFE).- Los pronósticos están todos a favor de los Patriots de Nueva Inglaterra en el duelo de mañana, domingo, frente a los Broncos de Denver en el partido por el Campeonato de la Conferencia Americana con los mariscales Tom Brady y Peyton Manning de protagonistas que decidieran en función de las defensivas.


El esperado decimoséptimo duelo entre ambos veteranos mariscales de campo no dependerá de lo que puedan hacer ellos mismos sino de como las defensas rivales van a poder controlar sus acciones.

Pero especialmente responsabilidad tendrá la de los Broncos, que si cuentan con posibilidades de conseguir la victoria será por el juego defensivo que aporten y no por lo que pueda hacer al final el veterano Manning como líder de su ataque.

Por eso el entrenador en jefe de los Patriots, el genio Bill Belichick, sabe que el hombre al que tiene que superar y descifrar su estrategia será al veterano coordinador defensivo Wade Phillips, que simboliza la filosofía de juego de los Broncos.

Nadie es ajeno dentro de los Broncos que los mejores días de Manning en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) ya pasaron su edad de 39 años, cumplirá 40 el próximo 24 de marzo, cuatro cirugías de espalda y ahora una fascitis plantar hacen que no sea la primera arma que tengan para ganar a los Patriots, demoledores en ataque.

Todo lo contrario, la gran baza que tendrán los Broncos para ganar a los Patriots será el controlar los efectos de una actuación brillante de Brady, dado que cuanto mejor esté el mariscal estelar de Nueva Inglaterra menos opciones de triunfo tiene Denver.

Wade lo sabe, como también el entrenador en jefe de los Broncos, Gary Kubiak, que es otro que considera por encima de todo al juego defensivo, aunque durante su estancia con los Texans de Houston no le dio los resultados esperados.

La mejor referencia a que los Broncos con una buena defensa pueden ganar a los Patriots, aunque sin que esté en el campo Manning, se dio en el partido de la temporada regular cuando los ganaron en tiempo extra por 30-24 y el mariscal de campo reserva Brock Osweiler al frente de la ofensiva del equipo de Denver.

Cierto que Brady al final hizo su trabajo con pases para 280 yardas y tres touchdowns, pero no pudo hacer lo especial que hubiese cambiado el resultado final del marcador y eso fue mérito de Wade y la defensa de los Broncos, que mantuvieron la presión, cubrieron muy bien y no le dieron un respiro al mariscal estelar de los Patriots.

Como es lógico, los Patriots aprendieron de la derrota sufrida y Bellichick tomó nota más que nadie de lo sucedido, además que es un genio a la hora de cambiar el perfil ofensivo de su equipo cada semana ante los Broncos estará listo para sorprender por completo a Wade y romperle la estrategia que haya montado.

Wade en su primer año como responsable defensivo de los Broncos la ha convertido en una de las mejores de la NFL con estadísticas que hacen pensar a cualquier ofensiva rival.

La filosofía de Wade no es otra que dejar libertad a la primera línea para metan presión y que sea la secundaria la que cubra, de ahí que Brady sufriera en el partido de la temporada regular.

La defensa de los Broncos logró contener a Brady de forma aceptable en el primer duelo. Los Patriots trataron de ganarlo por aire. Brady completó 23 de 42 pases para 262 yardas y tres touchdowns, y corrieron el balón únicamente 16 veces para 39 yardas.

Los Broncos llegaron a Brady para tres capturas. Brady fue capaz de convertir apenas dos terceras oportunidades en 13 intentos.

En su carrera contra Brady como entrenador en jefe o coordinador defensivo, Phillips tiene marca perdedora de 2-5. Puede ser un mal número a simple vista, pero contra Brady no es desdeñable.

Los oponentes en la temporada regular ganan apenas 22,8 por ciento de sus juegos contra él. En los playoffs, ganan el 26,6 por ciento.

En el juego “Wade contra Brady” normal, Brady completa 60,9 por ciento de sus pases para un promedio de 311,9 yardas y 20 touchdowns.

Ante tanto análisis de las cualidades que pueden presentar la defensa de los Broncos, Bellichick, en su línea de hermetismo, se limita a decir que todo le parece bien, pero ellos trabajan con todos los elementos que cuentan dentro del equipo.

“Siempre lo he dicho, no dependemos de lo que puedan hacer nuestros rivales, que todos son los mejores, sino de lo que nosotros debemos hacer bien en el campo, eso es así de simple y a la vez complicado”, declaró Bellichich. “Es un partido que cualquiera de los dos equipos puede ganar porque tenemos grandes profesionales”.

Bellichick tampoco estuvo de acuerdo en pensar que tendrá que ser sólo una faceta del juego la que defina el marcador final sino todo lo contrario, la labor en conjunto será la que decida al campeón.

Pero lo que nadie duda tampoco es que el resultado final en lo que podría ser el último duelo entre Manning y Brady dependerá en gran parte de lo que pueda hacer la defensiva que presente Wade.(1)EFE