viernes, agosto 14, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Las denuncias sobre el rol de la Policía en la crisis en Bolivia se reavivan

Las denuncias sobre el rol de la Policía en la crisis en Bolivia se reavivan

La Paz, 20 feb (EFE).- Un informe de un mando policial que falleció en servicio durante el conflicto político y social que sufrió Bolivia ha devuelto a la actualidad las denuncias sobre el papel de la Policía Boliviana en aquella crisis.

“La Policía no se debe a ningún partido político”, advirtió este jueves el subcomandante de la Policía Boliviana, general Ronald Lucio Suárez, tras ese escrito que denuncia sumisión de algunos mandos al entonces Gobierno de Evo Morales.

EL INFORME DEL MANDO FALLECIDO

Aunque no trascendió hasta ahora, el escrito lo envió el pasado noviembre el entonces comandante de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), Heybert Antelo, al que en ese momento era jefe de la Policía Boliviana en La Paz, Juan Antonio Barrenechea.

Antelo, quién falleció después tras un accidente cuando acudía a un operativo de su unidad, advierte en el informe del descontento entre los subordinados por órdenes superiores que al parecer pedían cargar contra detractores de Morales mientras se protegía a afines al entonces presidente en enfrentamientos entre ambos.

El texto alertaba de posibles motines policiales y fue redactado el 6 de noviembre, dos días antes de que comenzaran a amotinarse grupos de policías disconformes con el Gobierno.

LA REACCIÓN DE LA POLICÍA

“La Policía se debe a la ley, a la Constitución, a la función que debe cumplir en el marco normativo”, argumentó el subcomandante Suárez, según un reporte del Ministerio de Gobierno (Interior) de Bolivia.

El mando policial subrayó que “la Policía Boliviana debe prestar un servicio igualitario a todos sin ningún tipo de distinción”, por lo que una investigación determinará en su caso si proceden medidas disciplinarias internas o penales en los tribunales.

Por su parte, el ministro interino de Gobierno, Arturo Murillo, manifestó este pasado miércoles que el expresidente Evo Morales y otras exautoridades deberían ser procesadas, además de investigar a excomandantes que acataron esas supuestas órdenes.

El comandante de la Policía Bolivia cuando ocurrieron los hechos, Vladimir Calderón, está denunciado ante la Fiscalía por varios oficiales, por supuestos delitos como incumplimiento de deberes, encubrimiento, complicidad y terrorismo, al acusarle de desoír al Estado Mayor y amenazar a mandos que le cuestionaban.

LA CRISIS BOLIVIA

Las elecciones del pasado octubre en Bolivia desembocaron en una grave crisis en el país, con enfrentamientos entre partidarios y detractores de Morales, que fue dado por ganador entre denuncias de fraude electoral a su favor e informes de organismos internacionales sobre irregularidades en el proceso.

Evo Morales anunció en noviembre su renuncia, denunciando un golpe de Estado para derrocarlo en medio de presiones de mandos policiales y militares, entre otras.

Otros oficiales de Policía y Fuerzas Armadas fueron acusados de actuar a favor de entonces mandatario, durante el conflicto que provocó al menos 35 muertos y más de 800 heridos, según datos de la Defensoría del Pueblo, la mayoría con Morales ya fuera de Bolivia. EFE

%d bloggers like this: