Las FSD lanzan nueva fase de ofensiva contra el EI en el nordeste de Siria

La Vanguardia

El Cairo, 3 jun (EFE).- Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por EEUU, anunciaron hoy una nueva fase de la ofensiva final para derrotar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el nordeste de Siria.

“Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) anuncian una nueva fase de la operación para liberar las zonas que quedan bajo el control del EI en el sur de Hasaka y en el este de Al Shadadi, en el norte de SIria, con el apoyo de la coalición” internacional, capitaneada por Washington, anunció la alianza en Twitter.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó hoy que ya han dado comienzo las operaciones militares finales en el marco de la ofensiva para acabar con la presencia de los radicales del EI en el último bastión que controlan en Al Hasaka, en el noreste del país árabe y fronterizo con Irak.

La ONG, con sede en Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de observadores en el terreno, detalló hace unas horas que cientos de personas habían abandonado sus hogares en zonas del sur de Al Hasaka por los intensos ataques y bombardeos contra el EI lanzados por la coalición.

El sábado, al menos 20 civiles, entre ellos siete menores, murieron en supuestos bombardeos de la alianza antiyihadista contra objetivos en el sur de Al Hasaka, según el Observatorio.

El pasado 1 de mayo, las FSD lanzaron la ofensiva final en el marco de la campaña militar “Tormenta de Al Yazira” para acabar con los extremistas en Siria.

Las FSD han arrebatado el control de amplias zonas que el EI tenía en su poder en el norte de Siria, incluida su “capital”, la ciudad de Al Raqa.

Actualmente, los yihadistas sólo dominan un 3 por ciento del territorio sirio y tienen presencia en las provincias de Deraa (sur), Al Hasaka y Deir al Zur, después de que hayan perdido el control de otras siete provincias desde 2017.

El EI conquistó amplias zonas de Siria y también del vecino Irak, y en junio de 2014 proclamó un “califato” en los territorios que había conquistado hasta ese momento. EFE