Las italianas protestan contra un proyecto de ley sobre la custodia de hijos

Roma, 10 nov (EFE).- Varias organizaciones de mujeres italianas y feministas protestaron hoy en distintas ciudades del país contra un proyecto de ley de la ultraderechista Liga que pretende cambiar la normativa en materia de custodia de menores en caso de separación.

Las concentraciones se sucedieron en ciudades como Nápoles (sur), Florencia (centro) o en la céntrica plaza de la Madonna di Loreno de Roma, adonde acudieron organizaciones como la Unión de Mujeres Italianas o Ni una menos y sindicatos como la CGIL.

El objetivo era exigir la retirada de un proyecto de ley presentado por el senador Simone Pillon, perteneciente al ala más conservadora de la Liga, un partido que actualmente gobierna en Italia junto al Movimiento Cinco Estrellas (M5S).

El documento incluye nuevas normas en materia de guardia y custodia compartida y manutención de los hijos, así como medidas que garanticen la copaternidad o el derecho del hijo a contar con sus dos progenitores por igual en caso de separación de los mismos.

Establece también que los matrimonios con hijos menores, en caso de separación, deberán recurrir obligatoriamente a un mediador de pago durante seis meses para acordar la tutela de los niños.

En la presentación del proyecto se explica que el objetivo es “avanzar en una progresiva desjudicialización” del tema para “devolver a los padres siempre que sea posible el derecho a decidir sobre el futuro de sus hijos, dejando al juez un rol residual en caso de falta de acuerdo”.

También introduce el principio de “doble residencia” de los niños en caso de separación de los padres, “con el objetivo de garantizar a cada progenitor el derecho de estar informado y que puedan participar en las decisiones importantes de la vida de sus hijos”.

Busca además equilibrar los periodos de custodia de los hijos, estableciendo que permanezcan “al menos doce días al más” con cada uno de los progenitores, “a no ser que se de un motivado peligro contra la salud psicológica y física” del menor.

Y manifiesta la intención de contrarrestar “la alienación” de los niños, cuando uno de los padres trata de alejar al hijo del otro.

Las organizaciones que protestaron hoy contra esta norma creen que con su aprobación “los procesos de separación y de custodia de los hijos correrían el riesgo de convertirse en un campo de batalla permanente”, se lee en un comunicado.

Sospechan que el objetivo de este proyecto es “desincentivar fuertemente el divorcio” entre las familias menos ricas dado el “alto precio impuesto por la mediación obligatoria y de pago”.

En este sentido denuncian que las mujeres son las más expuestas a este riesgo pues son “en general la parte económicamente más débil de las parejas”, con menor poder adquisitivo que los hombres.

En la concentración de Roma participaron exponentes políticos de la izquierda italiana, como el diputado de Libres e Iguales, Stefano Fassina, que pidió al M5S, socio de Gobierno de la Liga, que “por un mínimo de dignidad” frente este proyecto de ley.

El subsecretario de Igualdad y Política Juvenil del Gobierno, Vincenzo Spadafora, del Cinco Estrellas, aseveró que “no se puede aceptar la propuesta del senador Pillon tal y como ha sido formulada”, por lo que al menos se esperan enmiendas al texto. EFE