Las protestas continúan en Lima para pedir la renuncia del fiscal general

Lima, 2 ene (EFE).- Las protestas ciudadanas continuaron hoy en Lima para pedir la renuncia del fiscal general de la Nación, Pedro Chávarry, por haber intentado remover de sus cargos a los fiscales que llevan las investigaciones por el escándalo Lava Jato en Perú.

La céntrica Plaza San Martín fue el escenario de una concentración de grupos civiles, entre trabajadores y estudiantes, que protestaron exigiendo la salida de Chávarry por supuestamente haber intentado proteger a los principales investigados por el escándalo de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht en el país.

Un grupo se movilizó por algunas avenidas del centro de Lima e intentó llegar a la sede del Ministerio Público, afectado por una crisis generada por Chávarry y que ha motivado que el presidente peruano, Martín Vizcarra, pida al Congreso que se declare dicho organismo en emergencia.

Precisamente, otro grupo de ciudadanos vitoreó al mandatario, llevando una enorme bandera de Perú, después de que Vizcarra entregó hoy al Congreso un proyecto de ley para forzar la reestructuración de la Fiscalía.

Las movilizaciones ciudadanas se han sucedido en Lima, y otras ciudades del país, desde que Chávarry anunció el 31 de diciembre que removía de sus cargos al fiscal coordinador del Equipo Especial que investiga el escándalo Lava Jato, Rafael Vela, y al fiscal José Domingo Pérez, que tiene a su cargo los casos abiertos contra la líder opositora Keiko Fujimori y el expresidente Alan García.

Vizcarra rechazó esa medida y anunció un proyecto de ley para declarar en emergencia al Ministerio Público y evitar que se frustre un acuerdo de colaboración con Odebrecht que ofrecía mayores pruebas de los delitos de corrupción cometidos en Perú.

Con varias bancadas en el Congreso pidiendo su renuncia, así como de sus propios colegas en la Fiscalía, Chávarry se retractó hoy y repuso en sus cargos a Vela y Pérez, que habían impugnado su decisión en las últimas horas.

Pérez declaró a Canal N que “no solamente basta la renuncia de Chávarry”, sino que “no puede estar en la institución una persona que flagrantemente hemos constatado actos que han entorpecido la administración de justicia”.

Los pedidos de su renuncia de la Fiscalía de la Nación se mantienen firmes por haber generado una desestabilización en ese órgano de la judicatura y sobretodo por la presunción de que Chávarry ha intentado proteger a Fujimori y García.

La excandidata presidencial tiene prisión preventiva por 36 meses por el presunto delito de lavado de activos, mientras que el exmandatario del partido Aprista tiene impedimento de salida del país a raíz de los sobornos entregados por Odebrecht para la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.EFE