Inicio > Noticias > Internacional > Las universidades públicas de Brasil “no serán privatizadas”, según ministro

Las universidades públicas de Brasil “no serán privatizadas”, según ministro

Foto: Uerj

Río de Janeiro, 13 feb (EFE).- Las universidades públicas de Brasil no serán privatizadas para solucionar la crisis financiera que atraviesan, pero serán administradas “con total transparencia”, según confirmó este miércoles el ministro de Educación del país, Ricardo Vélez.

“Las Universidades Públicas son patrimonio de la Nación, no serán privatizadas, pero serán gestionadas con total transparencia”, señaló el ministro en un mensaje publicado este miércoles en su cuenta de Twitter.

Desde que era candidato, el presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, ha anunciado como uno de los pilares de su Gobierno un plan de privatizaciones para sacar al país de la crisis fiscal que atraviesa.

No obstante, la posibilidad de privatizar las instituciones públicas de educación superior en Brasil, pese a sus problemas financieros, quedó descartada con las afirmaciones del ministro, quien precisó que estarán bajo la mira en lo que refiere a su gestión.

Según Vélez, los brasileños deben saber “tinte por tinte, cómo se utiliza el sudoroso dinero que sostiene a esas instituciones” y por eso defendió una gestión “transparente” en las universidades públicas.

En octubre pasado los rectores de las universidades públicas del país señalaron la posibilidad de que la educación superior entrara en “colapso” por los sucesivos recortes presupuestarios, retrasos en los pagos y retenciones en la liberación de recursos financieros.

De acuerdo con el Censo de Educación Superior de Brasil, citado por la estatal de noticias Agencia Brasil, el país tiene actualmente 2.448 instituciones de enseñanza superior.

De ellas, 296 son públicas y concentran más de 2 millones de matrículas, el 24,7 % del total de los universitarios del país.

El Plan Nacional de Educación estipula metas para mejorar la calidad de la educación brasileña hasta 2024, en las que el gigante suramericano debe incluir un tercio de la población entre los 18 y los 24 años en la enseñanza superior.

Actualmente solo un 23 % de esa población estudia en instituciones universitarias públicas del país. EFE