Latente riesgo de incendio en relleno sanitario

La saturación de la quinta celda, así como la acumulación de más de 600 mil neumáticos, deben poner en alerta a las autoridades municipales pues existen condiciones para que se presente un incendio en el relleno sanitario, informó Agustín Bonilla Saucedo, presidente de la Comisión de Servicios Públicos.

Ante el incendio que consumió gran parte del relleno sanitario en Canatlán la semana pasada mucho se ha hablado del riesgo que hay en el relleno de la capital, el cual se encuentra saturado al haber rebasado la capacidad de almacenamiento en su quinta celda y de la falta de equipo para reciclar los neumáticos, provocando también que el número de estos sea demasiado.

En ese sentido el regidor capitalino manifestó que ya se ha dialogado con el director de Servicios Públicos Municipales con la finalidad de que se vaya adquiriendo maquinaria para realizar labores de compactación para tratar de sacar el mayor rendimiento posible al actual relleno; así mismo se está planteando la adquisición de un terreno adicional para crear una nueva celda.

Reconoció que el riesgo de incendio es latente en gran medida por los neumáticos, pues estos ya no tienen cupo en el relleno y es un material que en caso de alcanzar las flamas podría desencadenar un grave problema; “no se cuenta con los recursos para trasladar este material hasta los estados donde se reutilizan los materiales con los que están fabricados, eso nos está deteniendo”, expresó.

Bonilla Saucedo afirmó que de momento se está gestionando la adquisición de góndolas para el traslado desde la planta de separación, ya que otro problema que había estado imperando en la capital era la gran cantidad de desechos que se tiraban en la vía pública durante los traslados; “se necesitan hacer inversiones de hasta 5 millones de pesos en el tema de la basura”, finalizó.