miércoles, abril 21, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Lavrov aborda la marcha del arreglo político en Siria con enviado de la ONU

Lavrov aborda la marcha del arreglo político en Siria con enviado de la ONU

Moscú, 19 nov (EFE).- El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, abordó hoy la marcha del arreglo político en Siria con el mediador de la ONU, Geir Pedersen.

“Vemos que, pese a dificultades objetivas, en especial la pandemia del coronavirus, el proceso de arreglo sirio avanza”, dijo Lavrov, según informó la Cancillería rusa en un comunicado.

Lavrov destacó que la situación en el país árabe se ha estabilizado “en gran medida” y que la prioridad ahora es normalizar la vida en el país, hacen llegar la ayuda humanitaria a la población civil y crear las condiciones para el regreso de los refugiados.

Al tiempo que constató los pasos dados por el mediador para la “pronta” reanudación de las labores del comité constitucional, expresó la necesidad de “activar” los esfuerzos de arreglo político.

“Esperamos que los planes que acordamos con las partes sirias, incluido Damasco, se hagan realidad”, dijo.

Recordó que Moscú siente una “especial responsabilidad” sobre el éxito de la labor de Pedersen, ya que fue el comité constitucional fue creado en el marco de la troika de Astaná (Rusia, Turquía e Irán).

A su vez, admitió la presencia aún de focos terroristas en Siria, por lo que la lucha contra el terrorismo “conserva su actualidad”, y también la presencia internacional en territorio del país árabe.

Según Lavrov, dicha presencia no responde a los criterios estipulados por la resolución 2254 de la ONU y “son parte de un problema que hay que resolver”.

A finales de octubre, la aviación rusa bombardeó las posiciones del Grupo de Levante, matando a 78 islamistas, según fuentes opositoras, en el ataque más letal realizado por Rusia en cinco años de intervención en Siria.

Con todo, el jefe de la diplomacia rusa resaltó que Moscú y el mediador de la ONU sostienen posturas “muy cercanas” sobre el cumplimiento de dicha resolución, que establece el marco para la resolución del conflicto por medio de un diálogo entre Gobierno y oposición, y el retorno de los refugiados.

Recientemente, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, conversó por videoconferencia con su homólogo sirio, Bachar Al Asad, en la que celebró el retorno de más de 850.000 refugiados y 1,3 millones de desplazados internos.

Putin defendió que “cada sirio debe tomar su propia decisión, en base a una información verídica de la situación en su patria”, y de los pasos que da el Gobierno sirio “para el restablecimiento de la vida pacífica”.

Recordó que en la actualidad fuera de Siria hay millones de refugiados y que “las dimensiones de esta catástrofe humanitaria, y no se le puede llamar de otro modo, todavía son considerables”.

En respuesta, Asad subrayó que el problema de los refugiados es humanitario, que Damasco está interesado en su solución y llamó a no politizar dicho asunto.EFE