León Ávila Castillo recibió las aguas benditas

  • En una bonita misa de acción de gracias

Un nuevo cristiano es desde ahora el pequeño León Ávila Castillo, el cual llegó en brazos de sus padres los señores Maricarmen Castillo y Erick Ávila, quienes llevaron a su heredero a que recibiera su primer sacramento como lo indica la Iglesia Católica.

La ceremonia eclesiástica tuvo lugar en el templo de San Agustín, ubicado en el centro histórico de esta ciudad, en donde el pequeño fue bañado con las aguas benditas del Jordán y ungido con los santos aceites en la pila bautismal.

En esta ocasión Isabel Güereca y Mario Alberto Contreras tuvieron el gran honor de apadrinarlo y además se comprometieron a velar por el desarrollo, formación y educación de su ahora ahijado.

Durante la ceremonia el pequeño León estuvo acompañado en todo momento por su abuelito el señor Arnulfo Ávila Espino, así como sus tíos, primos y demás familiares.

Al finalizar la ceremonia religiosa los asistentes se trasladaron al salón de eventos infantiles Kolorz, hasta donde se dieron cita familiares y más amigos cercanos para disfrutar de una amena tarde en compañía del pequeño León, el cual se hizo acreedor a muchos abrazos y apapachos además de lindos obsequios.

Durante la tarde los presentes degustaron de una deliciosa comida y de algunas refrescantes bebidas de ocasión las cuales fueron especialmente preparadas para esta celebración en la cual pasaron gratos momentos junto al bautizado.

Sin duda alguna una bonita fecha para recordar, la cual vivió la familia Ávila Castillo, la cual quedará en su memoria y en la de todos los presentes que se dieron cita al gran festejo.

¡Enhorabuena!