Les dan 53 años por matar a su víctima en secuestro

  • Pedían más de un millón de dólares para liberarlo

Luego de varios meses de estar esperando sentencia y tras la realización de un proceso judicial, un juez determinó la pena que habrán de pagar cuatro personas en prisión, esto por haber dado muerte a su víctima que habían secuestrado.

Mediante un juez de control y enjuiciamiento la Fiscalía General del Estado de Durango (FGED) fue notificada de la sentencia otorgada a quienes responden a los nombres de Jesús “N”, Jesús Raymundo “N”, Víctor “N” y Gerardo Isaí “N”, así como en complicidad de Saúl “N” (quien aún se encuentra bajo proceso) quienes fueron vinculados por el delito de secuestro agravado contra Desiderio Cano Gamboa, de 65 años, originario de San José de la Boca municipio de Tepehuanes, quien presentó como causa de muerte asfixia por estrangulamiento.

De acuerdo con la carpeta de investigación, los hechos ocurrieron el pasado 12 de octubre del 2017, cuando la víctima se encontraba en una de las calles del fraccionamiento Jardines de Durango en donde fue interceptado por Jesús y Víctor, para mediante la fuerza física subirlo a un carro Malibu, tipo Sedán, color blanco, trasladándolo hacia una casa de seguridad en el fraccionamiento Puertas del Sol.

Desde ese domicilio los ahora imputados se comunicaron con un familiar de la víctima en Estados Unidos, al que le exigieron como pago por su liberación 1 millón y medio de dólares en efectivo (no entregado) -ya que el ahora occiso tenía un adeudo de dicha cantidad con un hermano de Saúl- manteniendo en cautiverio a Desiderio durante 9 días.

Posteriormente, en ese domicilio privaron de la vida a Desiderio y trasladaron su cuerpo hacia un barranco, ubicado en el kilómetro 14+500 de la carretera Durango-Mazatlán a la altura del mirador, siendo localizado por las autoridades el 21 de octubre del 2017, ante una llamada de la esposa, a quien le indicaban que en ese sitio se encontraba su esposo muerto; presentando un cronotonato diagnóstico de 3 a 6 días.

Desde ese momento los elementos pertenecientes a la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) realizaron las investigaciones y el seguimiento de pruebas, logrando dar con el paradero de Jesús, Víctor y Jesús Raymundo en diferentes puntos de esta ciudad capital, mientras que Gerardo Isaí fue detenido en una de las calles de San José de la Boca, asegurándoles una tarjeta bancaria propiedad de la víctima, 2 teléfonos celulares con los que se realizaron las llamadas a los afectados, dos arma de fuego tipo escuadra, calibres 9 mm y 3.80, así como los vehículos involucrados.

Los detenidos fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público, quien se encargó de integrar los elementos necesarios de la carpeta de investigación, para ponerlos a disposición del juez de control y enjuiciamiento, quien mediante procedimiento abreviado dictó sentencia condenatoria en contra de las cuatro personas ya mencionadas, por 53 años 4 meses de prisión, una multa de 640 mil 329 pesos y como reparación del daño la cantidad de 405 mil pesos.