Levantan alerta amarilla en Bogotá por mejora en la calidad del aire

Bogotá, 19 feb (EFE).- El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, anunció este martes que levanta la alerta amarilla por la mejora en la calidad del aire en la ciudad, así como la naranja en los barrios de Kennedy, Bosa y Tunjuelito cuatro días después de que se emitieran las advertencias.

“Por nuestras medidas implementadas el pasado sábado, relativas al pico y placa ambiental, mejoró la calidad del aire en nuestra ciudad en más del 50 %”, afirmó Peñalosa en una rueda de prensa.

Para enfrentar la contaminación del aire, la Alcaldía había emitido una serie de cambios en la movilidad, como la restricción al transporte de carga en algunas zonas y por placa para los vehículos particulares en la ciudad, incluido el fin de semana, hasta que mejorara la situación.

“En consecuencia he ordenado que se levanten las medidas del pico y placa ambiental en toda la ciudad para carros y motos, de manera que continúe en adelante el Pico y placa normal para todos los vehículos”, agregó el burgomaestre.

Según la Alcaldía, los altos niveles de contaminación se debían a factores meteorológicos, como el intenso verano en la región y los movimientos de los vientos alisios que vienen del oriente.

También tenían incidencia en la situación los movimientos atípicos de los vientos que provienen de occidente junto a las quemas de los Llanos Orientales colombianos y el incendio forestal que hubo en el municipio de Quetame, en el departamento de Cundinamarca, del que Bogotá es su capital.

En ese sentido, Peñalosa aseguró este martes que las autoridades seguirán vigilando la calidad del aire en la ciudad con el fin de tomar las “medidas pertinentes” en caso de que existan riesgos para la salud.

En los últimos cuatro días, la Secretaría de Ambiente selló 24 fábricas en el suroeste de la ciudad que estaban contaminando el aire.

Durante 2017 Bogotá y Medellín fueron la ciudades con la peor calidad de aire en Colombia.

El año pasado, la Alcaldía de la capital decretó alerta amarilla por condiciones meteorológicas y en ese mismo año en Medellín declararon el estado de alerta ambiental durante tres días debido a que 12 de las 18 estaciones de medición alcanzaron el nivel rojo, y las seis restantes llegaron al naranja. EFE