Inicio > Noticias > Internacional > Levantan un altar por

Levantan un altar por

ecuatoriana que fue asesinada por venezolano en Ibarra

Ibarra (Ecuador) 21 ene (EFE).- Cerca de un centenar de personas marcharon hoy por varias calles de la ciudad de Ibarra, en el norte andino de Ecuador, en memoria de la mujer ecuatoriana que fue asesinada el sábado por su pareja, un venezolano, hecho que desató la reacción xenófoba de una turba.

Algunos de ellos lanzaron gritos de “fuera venezolanos” durante la marcha que llegó al sitio donde ocurrió el crimen y allí improvisaron un altar con flores, donde también pronunciaron plegarias en nombre de la víctima, identificada como Diana.

La caminata fue pacífica y transcurrió sin novedades, pese a que las autoridades del Ayuntamiento habían amenazado con detener a quienes protagonizaran actos de xenofobia.

Los manifestantes también lanzaron consignas contra la violencia de género y encendieron velas como símbolo de su protesta contra el aumento de las agresiones machistas.

Diana fue asesinada en una calle por su pareja sentimental, un ciudadano venezolano -detenido y recluido en una prisión de máxima seguridad-, a vista de policías que habían acudido en su ayuda, pero que no actuaron hasta después de la agresión mortal, lo que también ha generado indignación en la ciudadanía.

Tras el crimen, una turba acudió a residencias donde habitaban familias venezolanas y obligaron a los extranjeros a salir de sus casas y de la ciudad, en un hecho que ha sido ampliamente censurado por la sociedad ecuatoriana.

Al respecto, el vicecanciller ecuatoriano, Andrés Terán, que hoy se reunió con representantes de la Fundación Venezolanos en el Exterior (Funvex), dijo que su país combatirá las expresiones xenófobas, protegerá los derechos humanos de nacionales y extranjeros pero, a la par, controlará la llegada de ciudadanos de Venezuela al territorio nacional.

“El Estado ecuatoriano combatirá las expresiones de xenofobia por la convicción humanista de los ecuatorianos y porque la ley del país la condena”, aseguró Terán durante el encuentro.

Destacó “la actitud de hospitalidad brindada por el Estado y pueblo ecuatoriano al pueblo venezolano, basada en principios de solidaridad y convivencia pacífica”, ante el éxodo masivo desde el territorio llanero por “la crisis en que se encuentra” ese país.

Asimismo, reiteró el compromiso de su Gobierno con el respeto a los derechos humanos y el rechazo a la xenofobia, y coincidió en que los delitos como el femicidio, el abuso sexual, la violación y la violencia intrafamiliar “no tienen nacionalidad y deben ser castigados con el máximo rigor de la ley”.

“Nadie va a ser perseguido en el Ecuador por su origen o por la manera en que piensa, como ocurre en otros países”, añadió Terán y justificó la exigencia del certificado del pasado judicial a los venezolanos, ordenada por el Gobierno a raíz del asesinato de Diana.

Esa medida busca “realizar el control que debe existir para precautelar la seguridad de ecuatorianos y extranjeros, identificar como manda la ley nacional de manera efectiva y clara a todos quienes ingresan al país, y que eso no se contrapone con la adecuada protección y promoción de los derechos humanos, los cuales son una prioridad del Estado ecuatoriano”, apuntó Terán. EFE

%d bloggers like this: