Inicio > Noticias > Internacional > Líbano fija un precio máximo para aluminio y vidrio para reconstruir Beirut

Líbano fija un precio máximo para aluminio y vidrio para reconstruir Beirut

Beirut, 15 ago (EFE).- El Gobierno interino libanés fijó este sábado el precio máximo de venta al consumidor del aluminio y el vidrio para evitar que se especule en el mercado tras la devastadora explosión del 4 de agosto en el puerto de Beirut, que ha dejado varios barrios de la capital libanesa destrozados y más de 250.000 personas sin hogar.

El ministro de Economía y Comercio en funciones, Raoul Nehme, y el de Industria, Emad Haballah, tomaron esta decisión conjunta para “controlar los precios para los consumidores”, según un comunicado del Ministerio de Economía.

La medida busca “proteger los intereses de los ciudadanos y evitar que algunos exploten la necesidad de los afectados de restaurar sus hogares y sus bienes tras el lamentable incidente en el puerto de Beirut”, apuntó la nota.

El precio fijado incluye “la venta e instalación de un metro cuadrado de aluminio y vidrio para los consumidores, incluyendo los gastos, tasas e impuestos”.

Por ejemplo, 750.000 libras libanesas (casi 500 dólares) es lo máximo que pueden pedir los comerciantes por metro cuadrado y por la instalación del aluminio serie 2000.

El Ministerio de Economía advirtió que “está prohibido anunciar precios diferentes u obligar al consumidor a que pague en divisa o negarse a cobrar el precio en libras libanesas”.

Esto es así en un momento en el que la moneda local ha perdido el 80 % de su valor frente al dólar en los pasados meses, llevando a una fuerte especulación en el mercado negro, en un país en el que la economía está fuertemente dolarizada y muchos bienes se pagan con el billete verde.

La explosión que se originó en el puerto de Beirut alcanzó varios barrios de la ciudad, rompiendo ventanas y puertas de los edificios.

Entre ellos, afectó a 601 edificios históricos de la capital, 70 de los cuales corren el riesgo de derrumbarse, según las autoridades.

Para evitar la especulación inmobiliaria, el Gobierno también ha prohibido la venta de esos edificios de valor patrimonial sin el visto bueno del Ministerio de Cultura. EFE