Liberan ejecutivos de minera retenidos, uno de ellos británico, en Guatemala

Prensa Libre


Guatemala, 15 feb (ACAN-EFE).- Dos ejecutivos, uno de ellos británico, de la minera San Rafael de Guatemala, de la filial canadiense Tahoe Tesources Inc, fueron liberados y se encuentran a salvo después de haber sido retenidos hoy por un grupo de personas que se oponen al proyecto.

El portavoz de la compañía, Andrés Dávila, indicó a Efe que los dos trabajadores -el gerente de país y vicepresidente de operaciones de Tahoe Resources, el británico David Howe; y el gerente de relacionamiento de la Minera San Rafael, Camilo Medina- fueron liberados y “están bien”.

La Procuraduría de Derechos Humanos también confirmó que tras la mediación de los delegados de la entidad, los pobladores “liberan a representantes de la Minera San Rafael en la aldea Ayarza”, en Casillas.

Los dos hombres fueron interceptados este jueves sobre las 15.30 hora local (21.30 GMT) en las inmediaciones de la mina, cuyas actividades están suspendidas de forma temporal por la Justicia desde hace unos ocho meses, pero a donde habían acudido por motivos laborales.

Ambos estuvieron por varias horas dentro del vehículo con las ruedas pinchadas porque el grupo amenazaba con quemarlos sino cesaban en su empeño de seguir explotando el yacimiento, ubicado en el departamento de Santa Rosa.

El pasado mes de julio, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resolvió suspender temporalmente las operaciones mientras se realiza una consulta obligatoria a la población, pero esa decisión fue apelada ante la Corte de Constitucionalidad (CC) por la minera y la máxima instancia jurídica no ha resuelto el caso.

La Cámara de Industria de Guatemala presentó esta semana un memorial pidiendo a los magistrados de la Corte que emitan una sentencia por este caso que afecta a la Minera San Rafael, que opera en la mina El Escobal, en el municipio suroriental de San Rafael las Flores, departamento de Santa Rosa.

Debido a esta situación de incertidumbre, la compañía rescindió el contrato a 250 trabajadores el mes pasado, con la intención de recontratarlos cuando se resuelva la situación.

Tras conocerse la liberación, la Cámara de Industria de Guatemala condenó el hecho, que a su juicio muestra “el alto grado de ingobernabilidad” que vive el país, como demuestra la ausencia de un fallo por parte del Constitucional en este caso, que está causando grandes pérdidas.

Es por ello que, en un comunicado, responsabilizó a los magistrados de la Corte de más actos violentos que se puedan generar por este “retraso malicioso” en la aplicación de la Justicia y exigió a las autoridades competentes investigar la retención para dar con los responsables materiales e intelectuales. ACAN-EFE