Líder conservador sueco buscará formar Gobierno sin apoyo socialdemócrata

El Independiente

Copenhague, 9 oct (EFE).- El líder conservador sueco y de la Alianza de centroderecha, Ulf Kristersson, dijo hoy que buscará formar Gobierno en minoría pese a no tener el apoyo socialdemócrata y no querer negociar con el xenófobo Demócratas de Suecia (SD).

Tras reunirse con el presidente del Parlamento, Andreas Norlén, una semana después de que este le encargara formar un Ejecutivo, Kristersson indicó que los socialdemócratas han rechazado apoyar a la Alianza, integrada por conservadores, centristas, democristianos y liberales.

“Puedo constatar que el Partido Socialdemócrata no parece listo a hacer acuerdos entre bloques a no ser que sea él el que gobierne”, dijo en rueda de prensa Kristersson, que la semana pasada se reunió con el líder socialdemócrata y primer ministro en funciones, Stefan Löfven.

Kristersson aseguró que explorará en los próximos días en el seno de la Alianza las distintas vías, aunque señaló que no ve condiciones para reunirse con el líder del SD, Jimmie Åkesson.

La Alianza solo tiene 143 de los 349 escaños del Parlamento, uno menos que el bloque de izquierda del socialdemócrata Stefan Löfven, destituido hace dos semanas en una votación en la Cámara con los votos del centroderecha y del SD, tercera fuerza política con 62 bancadas.

El líder del grupo parlamentario socialdemócrata, Anders Ygeman, reiteró hoy su rechazo a apoyar al centroderecha porque obtuvo menos escaños y votos que el bloque de izquierda.

Löfven dijo en un comunicado que es necesario romper la política de bloques y se puso a disposición del presidente del Parlamento para intentar formar un Ejecutivo si Kristersson, con quien se reunió hace unos días, no es capaz de hacerlo antes de una semana, cuando acaba el plazo otorgado por Norlén.

Tanto centristas como liberales habían insistido en llegar a un acuerdo con los socialdemócratas y rechazan cualquier tipo de respaldo del SD, que apoyaría un Gobierno en minoría de conservadores y democristianos.

En el sistema sueco no es necesario tener mayoría absoluta en el Parlamento para ser elegido primer ministro pues basta con no tener una mayoría en contra.

Norlén dispone de cuatro intentos para encontrar a un candidato capaz de formar un Ejecutivo aceptado por el Parlamento y, si no tiene éxito, se convocarían elecciones anticipadas en tres meses en Suecia. EFE