Líder de PAN va a oficinas de López Obrador para rechazar invitación a Maduro


México, 9 nov (EFE).- El líder del conservador Partido Acción Nacional (PAN) de México, Marcelo Torres, acudió hoy a las oficinas del mandatario electo Andrés Manuel López Obrador para expresar su rechazo a la invitación al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, a la investidura presidencial del 1 de diciembre.

“Es la peor de las señales, invitar y recibir a un criminal, alguien que constantemente ha violado los derechos humanos de los venezolanos, que ha sido un represor y provocado una crisis enorme”, dijo Torres al acudir a la casa de transición de López Obrador para entregar un documento de rechazo a la invitación a Maduro.

Al aclarar que el llamado no es a romper relaciones diplomáticas, porque el problema no es con el pueblo de Venezuela sino con el “homicida”, como llamó al presidente de ese país, dijo que continuarán las protestas del PAN contra la visita de Maduro el 1 de diciembre, cuando López Obrador asume la Presidencia.

Acompañado por el secretario general del PAN, Fernando Rodríguez, y otras figuras del partido, Torres enfatizó es que la demanda concreta a López Obrador es retirar la invitación a Maduro, porque no es bienvenido a México.

“Somos la segunda fuerza política en el país. Somos la única fuerza opositora a lo que resta de este gobierno y, por supuesto, a lo que viene a partir del próximo 1 de diciembre”, expuso.

Leyendo del documento entregado, añadió que sería “verdaderamente vergonzoso que a esta ceremonia (de traspaso del poder) acudiera como su invitado de honor Nicolás Maduro, personaje nefasto que ha vulnerado de manera sistemática los derechos humanos y las más elementales libertades públicas del pueblo hermano de Venezuela”.

En una conferencia de prensa posterior en la misma casa de transición, López Obrador se refirió a las invitaciones a los mandatarios del mundo para asistir a la ceremonia.

“Queremos la amistad con todos los pueblos y todos los gobiernos del mundo. La invitación se hizo a todos los gobiernos a través de las embajadas. Algunos van a asistir, otros mandarán representantes y nosotros tenemos que actuar con responsabilidad, con cortesía”, declaró.

“No tenemos por qué involucrarnos en asuntos que no nos corresponden. Lo mejor es la neutralidad. No querremos que otros gobiernos intervengan en los asuntos internos de nuestro país”, enfatizó.

La invitación al presidente venezolano a la toma de posesión de López Obrador como presidente de México dividió el 7 de noviembre a la Cámara de Diputados de este país.

Los legisladores del PAN tomaron la tribuna luego de que presentaron un punto de acuerdo para debatir la asistencia del mandatario venezolano a la toma de posesión, que fue votado en contra por los diputados del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), de López Obrador, con mayoría en la Cámara.

A finales de octubre, el futuro secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, anunció a Maduro entre los invitados a la ceremonia.

“Alguien puede opinar en contra de un dirigente o un presidente, y otro con otra ideología en contra de otro, pero México no puede juzgar sobre eso, nosotros invitamos a todos”, apuntó entonces Ebrard. EFE