Líder de peronismo en Senado argentino asume que hay mayoría contra el aborto

El Nuevo Diario

Buenos Aires, 8 ago (EFE).- Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque de senadores del Partido Justicialista (PJ), la histórica formación peronista, asumió hoy que, aunque él está a favor de aprobar la despenalización del aborto, “hay una mayoría consolidada” en la Cámara Alta contra la ley.

“Vamos a hacer todos los esfuerzos y estamos dispuestos a hablar e incorporar modificaciones en tanto y en cuanto se mantenga el espíritu que ha sostenido el colectivo de mujeres, que es la defensa de la despenalización como un elemento central”, dijo el legislador a la entrada del Senado, donde este miércoles se debate el proyecto.

Pichetto, a favor de aprobar el texto, que busca despenalizar el aborto dentro de las 14 semanas de gestación y no solo cuando el embarazo es fruto de una violación o peligra la vida de la madre -supuestos actuales-, dio por hecho que aunque la Cámara de Diputados ya lo aprobó, en esta ocasión no va a tener suficientes votos a favor en la de senadores.

“Este va a ser el gran tema de debate de la campaña presidencial del año que viene. Hubiera sido bueno que se pudiera sancionar hoy; la Argentina hubiera sido un poco más justa porque hay mujeres pobres que mueren en la clandestinidad”, destacó en declaraciones a la prensa.

La Cámara Alta está integrada por 72 senadores y ningún grupo tiene por sí solo mayoría absoluta, aunque el peronismo en su conjunto es el sector con más peso: el frente gobernante Cambiemos tiene 25 escaños, el Partido Justicialista 24 y el Frente para la Victoria-PJ (peronismo kirchnerista) cuenta con 9, seguidos de otros grupos de distinta adscripción.

Según recuentos por declaraciones públicas realizadas por los legisladores, en este momento se conoce que 38 votos serían en contra del proyecto y 31 a favor.

Fue el pasado 1 de marzo cuando el debate por el aborto, que históricamente ha generado una fuerte división social y política, tomó impulso cuando el presidente Mauricio Macri, del conservador frente Cambiemos y contrario a la despenalización, optó por facilitar que se dé un debate que es considerado histórico.

No obstante, todos los líderes políticos dieron libertad de conciencia a los diputados y senadores, y predominan las divisiones en el seno de cada uno de los partidos, donde hay opiniones a favor y en contra. EFE