Líder de protestas rifeñas dice que su proceso es juicio a la historia de Rif

Eldiario.es

Casablanca (Marruecos), 9 abr (EFE).- El encarcelado líder del movimiento social rifeño llamado “Hirak”, Naser Zafzafi, consideró hoy en su primera declaración en el juzgado que su proceso es un “juicio político a la historia del Rif”.

“Es un juicio político y de conciencia. La Fiscalía dice que nos está juzgando por delitos de derecho común, pero nos está interrogando sobre nuestras ideas”, dijo Zafzafi ante el Tribunal de Apelación de Casablanca.

Asimismo, calificó su proceso de “un juicio al Rif y a su gran historia”, pero añadió que los rifeños no van a permitir que se dañe su historia, que consideran parte de la de todo Marruecos.

El líder rifeño, arrestado desde hace diez meses, añadió en su intervención, que ha durado una hora, que mediante su interrogatorio la justicia marroquí está procesando a los símbolos de la resistencia contra el colonialismo, entre los cuales citó a Abdelkrim.

Subrayó que las fotos de este líder rifeño han sido confiscadas de los hogares de los activistas del Hirak durante las intervenciones policiales.

Por otra parte, lamentó que el juicio a los activistas que lideraron las revueltas del Rif -desatadas durante el año pasado- va en contra de los dispositivos de la Constitución del país que garantiza el derecho a las protestas pacíficas, y del mensaje del rey Mohamed VI quien en un discurso pronunciado el pasado julio dijo que entiende los motivos de las protestas.

“Nuestro movimiento surgió como consecuencia de la ausencia del papel de las instituciones”, dijo Zafzafi quien insistió durante su declaración en defender el carácter pacífico y respetuoso con la ley de las protestas rifeñas, que tenían un solo objetivo de luchar contra la injusticia.

Zafzafi hizo un repaso de la historia del Rif del siglo XX desde la resistencia contra el colonialismo, pasando por la lucha de los rifeños por la justicia social y la participación política tras la independencia del país.

No obstante, consideró que las autoridades marroquíes se equivocaron al recurrir a la vía represiva en lugar del diálogo.

En esta sesión asistieron representantes de varias organizaciones de derechos humanos marroquíes e internacionales.

También estuvieron presentes la eurodiputada holandesa, Kati Piri, y su compatriota la parlamentario Lilianne Ploumen quien declaró a EFE que esta visita fue programada desde hace tiempo por lo que coincidió de forma casual con la audiencia de hoy.

“Hemos venido a manifestar nuestra solidaridad con las protestas pacíficas en el Rif. Marruecos es un país vecino con el que mantenemos buenas relaciones. En mi país muchos compatriotas son de origen rifeño y están preocupados por lo que está pasando aquí y como diputada me interesa conocer de cerca este asunto poniéndome en contacto con todas las partes incluido el gobierno marroquí”, dijo Ploumen.

Las protestas sociales del Rif estallaron en octubre de 2016 tras la muerte de un vendedor de pescado que quedó aplastado dentro de un camión de basura en el que las autoridades habían tirado la mercancía que le había sido confiscada.

A finales de noviembre pasado, Amnistía Internacional señaló que cerca de 410 activistas rifeños del Hirak, entre ellos el líder, Naser Zafzafi, están siendo juzgados o cumpliendo penas que van desde los 6 meses hasta los 20 años en las prisiones de Casablanca y de Alhucemas. EFE