Líder opositor solo volverá a Sudán del Sur en los plazos del acuerdo de paz

Agencia EFE

Yuba, 20 sep (EFE).- El líder de la oposición armada sursudanesa, Riek Machar, solo volverá al país siguiendo los plazos establecidos en el acuerdo de paz firmado el mes pasado con el Gobierno, por lo que no aceptará la invitación del presidente, Salva Kiir, para hacerlo ahora, aseguró hoy una fuente del grupo opositor.

“El regreso de Machar será según los artículos que estipula el acuerdo de paz y el cumplimiento del artículo de las preparaciones de seguridad que obliga a desplegar fuerzas regionales para proteger las ciudades principales y la capital, Yuba”, indicó a Efe el viceportavoz de la oposición armada, Manawa Peter Garkouth.

Kiir invitó esta semana a Marchar, exvicepresidente del joven país africano, a regresar a Yuba para reforzar la confianza entre las partes anteriormente beligerantes.

Garkouth dijo que la oposición dio la bienvenida a la llamada de Kiir a Machar, que interpreta como un deseo de trabajo mutuo entre las dos partes para cumplir los artículos del acuerdo.

Además, señaló que la oposición mandará los próximos días delegaciones a sus zonas de control para difundir un mensaje de paz a los ciudadanos.

El 12 de septiembre, el mandatario sursudanés y Machar ratificaron el acuerdo de paz alcanzado el pasado 5 de agosto, en una reunión en Adís Abeba auspiciada por la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo en el Este de África (IGAD).

El acuerdo de paz firmado en Jartum por Kiir y los principales líderes de la oposición contempla la implementación de un alto el fuego en un periodo transitorio de ocho meses y la posterior constitución de un Gobierno de unidad nacional, que se mantendrá en el poder 36 meses.

El conflicto en Sudán del Sur se desató en diciembre de 2013, dos años después de la independencia del país de Sudán, cuando Kiir acusó a su entonces vicepresidente de orquestar un golpe de Estado.

Desde entonces, la violencia ha causado al menos 10.000 muertes y cuatro millones de desplazados, de los cuales 2,46 millones están refugiados en países vecinos, según cálculos de la ONU. EFE