Llamarán a rendir cuentas a ex alcaldes

  • CCG y EVV deberán aclarar anomalías detectadas en recursos municipales

Por: Andrei Maldonado

jose-ramon-mecanicosEl alcalde José Ramón Enríquez aseguró que se llamará a sus predecesores, Esteban Villegas Villarreal y Carlos Emilio Contreras Galindo, a que rindan cuentas claras sobre el estado financiero en que heredaron el Ayuntamiento, primordialmente por una transferencia de 15 millones de pesos al Gobierno del Estado y por el endeudamiento por concepto de estacionómetros.

Ante las declaraciones que ambos exfuncionarios realizaran en torno al buen manejo de las finanzas que hicieron estando al frente del gobierno de la capital, destacando que incluso se dejó un margen de 30 millones de pesos para pago de liquidaciones y aguinaldos, el munícipe señaló que eso es totalmente independiente a los movimientos financieros irregulares que ambos cometieron.

Indicó que de acuerdo a los primeros informes que ha revelado la auditoría general que desde el 1 de septiembre se ha sometido a cada dependencia del Municipio, el Gobierno Municipal pasado llevó a cabo una transferencia al Gobierno del Estado el día 29 de agosto del presente año, a dos días del término de la administración, por el orden de los 15 millones de pesos sin justificación aparente.

El edil declaró que tras descubrir esto se procedió a buscar el concepto por el cual se justificara tal transacción y únicamente se menciona en los informes financieros del Municipio que fue por concepto de “señalética y señalización” lo cual es sumamente arbitrario ya que no hay evidencia física de ello ni en talleres ni en la vía pública, además de que no se dice qué tipo de señalética es.

Es por esa razón que se estarán utilizando todos los recursos legales para hacer llamar a cuentas tanto a Esteban Villegas, responsable del Municipio hasta noviembre de 2015, como a Carlos Contreras, quien entró como presidente municipal sustituto y fue quien cerró la administración 2013-2016, a la cual también se le responsabiliza de la falla en la compra de estacionómetros.

En ese tema Enríquez Herrera recordó que se invirtió más de 1.5 millones de dólares en equipo reciclado que funciona con moneda extranjera y que incluso cerca del 20 por ciento de los aparatos comprados nunca se instalaron; “son por estas irregularidades que se les va a hacer llamar. El dinero del Municipio no es de los funcionarios, es del pueblo y se debe transparentar su uso”, dijo.

El presidente municipal en turno agregó que pese a esta situación el Municipio avanza y tiene asegurado los recursos suficientes para hacer frente al pago de liquidaciones del personal que finaliza contrato con la administración; así mismo dejó en claro que toda responsabilidad contraída con los trabajadores en materia de prestaciones de fin de año será solventada sin contratiempo.