Llega la hora… ¿de Harry?

LMNeuquen.com

Adrian R. Huber

Samara (Rusia), 7 jul (EFE).- Fuera de combate Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar Jr, con sus selecciones eliminadas del torneo, emergen nuevos candidatos a reinar en el Mundial de Rusia, y, con el permiso del francés Kylian Mbappe y los belgas Eden Hazard o Kevin De Bruyne, irrumpe el inglés Harry Kane, máximo goleador del torneo, que este sábado alcanzó la semifinal con Inglaterra.

Kane, de 24 años, no brilló este sábado en el triunfo del equipo de los “Tres Leones” sobre Suecia (0-2) que les devuelve, 28 años después, a la semifinal de un torneo que ganaron en 1966, en casa. Un partido que disputarán el próximo miércoles en el estadio Luzhniki de la capital rusa ante el vencedor del Rusia-Croacia, que se juega más tarde este sábado. Y en el que el capitán inglés tendrá nuevas oportunidades de reivindicarse en el principal torneo por naciones del mundo.

Después de que el uruguayo Luis Suárez abandonase el fútbol inglés, Kane, irrumpió de forma explosiva para convertirse en el delantero más determinante durante las pasadas cuatro temporadas en la Premier League, en la que es una de las piezas básicas del Tottenham Hotspur del argentino Mauricio Pochettino, el equipo que más jugadores (cinco) aporta a la selección inglesa.

En cuyas categorías inferiores se formó Harry, que debutó con el entonces equipo de White Hart Lane en 2011, antes de jugar cedido en el Leyton Orient, Millwall, Norwich City y Leicester. Antes de regresar, la temporada 2013-14, afianzarse en el once titular y acabar siendo esa campaña el segundo máximo artillero del campeonato, con 21 goles, cinco menos que el argentino Sergio ‘Kun’ Agüero.

Nadie superó los 25 y 29 tantos con los que se coronó mejor anotador de la Premier las siguientes dos campañas. Y en ésta, curiosamente, a pesar de elevar a 30 su propia marca, tuvo que cederle honores y galardón al internacional egipcio Mohamed Salah, brillante en el Liverpool, con 32 goles.

Kane, que pudo haber sido internacional con Irlanda -el país de su padre, nacido en Galway- pasó por todas las categorías inferiores de la selección inglesa, antes de debutar en 2015 con la absoluta, con la que alcanzó los octavos en la Eurocopa de Francia un año después.

En su debut mundialista es la referencia en punta de un equipo que sueña con reeditar su mayor éxito internacional, cuando, hace 52 años, Bobby Moore -capitán de un equipo en el que brillaba otro Bobby, Charlton- alzó, en Wembley, la Copa del Mundo, el entonces denominado Trofeo Jules Rimet.

Coincidió con su actual seleccionador cuando éste dirigía la sub’21. Y desde que Gareth Southgate tomó las riendas del equipo de los “Tres Leones”, sustituyendo a Sam Allardyce después del primer partido, ha seguido creciendo como jugador internacional.

Inglaterra entró en el Mundial tras ganar ocho partidos y empatar dos en la fase de clasificación. En Rusia debutó con un ‘doblete’ ante Túnez (2-1) y anotó un ‘hat trick’ contra Panamá (6-1), antes de descansar, con el equipo ya clasificado, en la derrota contra Bélgica (0-1). Kane anotó en octavos contra Colombia e igualó de esa forma el récord anotador de un inglés en un Mundial: seis goles. El que le sirvió a Gary Lineker para ser la Bota de Oro del de México’86.

En la víspera indicó a Efe durante su rueda de prensa que, aunque aún era pronto para pensar en ser campeón, sí esperaba marcar más goles. Este sábado no marcó. Si lo hizo otro Harry, su tocayo Maguire, en un partido en el que brilló de nuevo la gran apuesta y el gran acierto de Gareth Southgate, su portero Jordan Pickford.

Si brillase en los dos potenciales partidos que le quedan, Kane sigue a tiro de los 10 con los que Lineker -exitoso comentarista de la televisión inglesa- aún detenta la plusmarca de máximo goleador de los ‘Three Lions’ en Mundiales. EFE