Lleva un niño en el estribo y habla por teléfono; ojalá y lleguen a su casa

Alguien de nuestros lectores nos envía una gráfica deplorable tomada esta tarde sobre el bulevar Francisco Villa en la que un muchacho conduce una motocicleta con un niño en el estribo y…hablando por teléfono, y ambos, sin casco.

ESCENA esta tarde en el bulevar Francisco Villa.

La irresponsabilidad en todo lo alto no nada más por llevar a un niño a bordo, sino por distraerse en el teléfono, dado que, según estudios científicos, quien conduce y habla por teléfono se concentra nada más en una cosa, y la otra la deja a lo que salga.

No se vale que ese muchacho, sea el padre o sea hermano o lo que sea de ese niño, no se vale que haya procedido de esa manera. El pequeño no tiene ninguna culpa de los errores del mayor.

Eso por una parte, y la ausencia de la autoridad vial por la otra, dado que en el caso no nada más se trata de una o dos infracciones, las que siempre buscan los uniformados, sino de una vida inocente que no tiene por qué exponerse.

Todavía no nos reponemos del episodio en que una familia que viajaba en una motocicleta en la ciudad de Culiacán, incluyendo a la madre embarazada y un pequeño de algún año, fue arrollada de la peor manera, cuando aparece esta gráfica por sí solo lamentable.