Llevan a Augustin ante la FIFA por haberse “borrado” de la Francia sub-21

Squawka 

París, 12 sep (EFE).- Jean-Kevin Augustin y su club, el Leipzig alemán, tendrán que comparecer ante la FIFA a petición de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), que cree que el delantero francés simuló una lesión para no acudir a una convocatoria de la selección sub-21, informó hoy el diario “L’Équipe”.

Augustin, supuestamente en concertación con el Leipzig, informó al seleccionador Sylvain Ripoll en un mensaje SMS que no estaba disponible para juntarse a la sub-21 a inicios de septiembre por “fatiga muscular”.

Sin embargo, sí que estuvo disponible para jugar un partido amistoso con su club en las mismas fechas.

Ripoll, seleccionador francés sub-21, ya había mostrado su desagrado por las formas del ex del PSG, que ha prolongado su estado de gracia de la temporada anterior a esta, en la que suma cinco goles y dos asistencias hasta el momento.

“Tomo nota y extraeré las consecuencias deportivas pertinentes”, señaló el pasado 3 de septiembre.

Con el proceso disciplinario abierto por la FFF que desemboca en la FIFA, el jugador, de 21 años, podría ser castigado por esta instancia internacional con partidos de sanción, mientras que el club del este de Alemania estaría sujeto a una multa.

La actitud de Augustin, quien ha defendido en las redes sociales que su exclusión se debe a razones fundadas, desagradó al propio técnico de la selección principal y vigente campeona del mundo, Didier Deschamps, quien tildó la situación de “alucinante” en una entrevista en “Infosport+”.

Deschamps tuvo que lidiar el pasado mayo con un episodio semejante, cuando el medio del PSG Adrien Rabiot se negó a figurar entre los siete jugadores que estaban en la recámara en caso de que alguno de los 23 convocados no pudiese estar en el mundial de Rusia a última hora.

No es la primera vez que Augustin está en el ojo del huracán, pues en septiembre de 2017 fue apartado de la selección sub-21 por un altercado con Ripoll en un amistoso ante Chile (1-1), pero reintegrado seis meses después. EFE