Llevan problemas familiares a delinquir a menores: Tribunal

Así lo mencionó Alejandro Ramos Fuentes, presidente del Tribunal para Menores Infractores, pues asegura que la mayoría de los infractores y que entran a reclusión son por un núcleo familiar fallido, la reincidencia es de 30 por ciento.

De los principales delitos que se tienen registrados por menores, son los delitos de robo con violencia física ya que este menor tiene un alto grado de rechazo comenzando por el de la familia, debido a que son familias en descomposición, es decir que son familias con problemas sociales, económicos y con altos índices delictivos, en torno en el cual crecen estos menores. También otro delito el cual es frecuente es el de violación, pues asegura que muchas de las ocasiones en el mismo núcleo familiar disfuncional son atacados sexualmente, misma razón por la que ellos lo hacen después en el entorno de amistades en las que se desenvuelven.

Son aproximadamente 164 internos los que se encuentran en esta situación de robo con violencia y violación, aseguro que son aproximadamente 80 los menores infractores que han salido en este semestre por delitos menores ya que terminaran su internamiento, son delitos de robo sin violencia y algunos por vandalismo “lo que tratamos de hacer es darles una rehabilitación con elementos que puedan ayudarles a reintegrarse a la sociedad a los que tienen delitos menores. Para aquellos que creemos presentan cuadros más severos de violencia, se les brinda otro tipo de terapias y rehabilitación en la que se incluye a especialistas en comportamiento y psicología”, comentó.

La reincidencia de estos menores señalo que se ha presentado en un 30 por ciento lo cual asegura es mínima, lo atribuye a la estrategia empleada en algunos casos de menores que solo están por violencia familiar y comportamiento vandálico, pues estos son los que se alejan y no vuelven a reincidir. En contraparte existe la problemática de las adicciones la cual representa el mayor factor para que vuelvan a delinquir, pues señala que la drogadicción en los menores está a niveles altos, tanto en consumo de marihuana como de drogas sintéticas e inhalantes.

“El núcleo familiar en el que estos menores crece es un núcleo fallido, a consecuencia de esto, son menores que se vuelven violentos, ya que no tienen la atención necesaria en casa, pues es muy común que los mismos padres padezcan de adicciones, entonces la descomposición radica desde el seno familiar. Hay menores que logran reintegrarse a la sociedad, pero son pocos los casos”, finalizó.