Lluvias fuertes serán en agosto y septiembre

Aunque la temporada de lluvias ya está presente en el mes de julio, se darán con mayor intensidad para finales de agosto y septiembre, con ello se espera llegar a un buen almacenamiento de las presas, donde se prevé lleguen al 75 por ciento al finalizar el mes, con lo que se garantizan los ciclos agrícolas, mencionó la delegada de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) Yadira Narváez Salas.

Detalló que para los días en que se desarrollará la Feria Nacional Durango (Fenadu) se presentaran lluvias normales, aunque quizá en las tardes se presenten un poco más fuertes. Sin embargo la mayor intensidad se dará a finales de agosto por fenómenos del Pacífico, y que producen más cantidad de agua, y que puede beneficiar a la cuenca alta de la entidad.

Aseguró que no se prevén sobresaltos en las cuestiones del clima, pues Durango se encuentra en la media nacional, un año normal. Aunque reconoció que se deben estar monitoreando los fenómenos naturales.

En este momento las presas se encuentran en un 70 por ciento, con las lluvias de este mes, al finalizar se proyecta llegar al 75 por ciento de almacenamiento, lo que permitirá se aseguren los ciclos agrícolas para este año y el próximo.

Sobre el recurso para este año en la dependencia, detalló que se autoriza en el presupuesto de egresos de la Federación, por lo que aún se encuentran en tiempo de ejercer, y está por iniciar la parte hidroagrícola que se lleva en coordinación con la Sgdr.

Adelantó que se preparan también para el proceso de entrega recepción, para informar sobre los macroproyectos y el estatus en que se encuentran, situaciones de los diferentes sectores que manejan, y los volúmenes de agua concesionados.

En el proyecto de la Presa Tunal II indicó que al inicio de su administración la planeación se encontraba totalmente detenida, sin proyecto ejecutivo, pero al momento se encuentra en nuevos estudios geológicos, lo que permitirá ser una obra registrada ante la Secretaría de Hacienda, para que en la siguiente administración pueda invertir los poco más de mil 400 millones de pesos.

El que se haga esta obra deriva en el control de avenidas y dejar a la presa de Guadalupe Victoria, seguridad para la población, y ser una sustentabilidad por ser una reserva de agua potable de gran calidad, más generación de energía.