Inicio > Noticias > Salud > Logre sus propósitos de navidad y año nuevo para el 2020, siga estos consejos

Logre sus propósitos de navidad y año nuevo para el 2020, siga estos consejos

POR: DR. FCO. JAVIER SOLIS ESTUPIÑAN

LO INVITAMOS A VER EL PROGRAMA EN VIVO “SALUD: LA OTRA DIMENSION” EN: contactotv.com.mx  los jueves de 19:00 a 20:00 hrs

  • “Aunque el tiempo transcurra de prisa, la Navidad nos deja eternos instantes”
  • “Es mi deseo que en este nuevo cada amanecer se nos presente como una maravillosa oportunidad para alcanzar nuestros sueños y ser felices. Les quiero mucho.”

Anónimo                                                                                                                                                                                                       

Conforme avanza la vida, valoramos diferente cada día y cada momento importante , por el solo hecho de poder estar aún con vida, por lo cual cuando llegan estas fechas después de un año ajetreado, con dificultades, con éxitos posiblemente, con enfermedades o con salud a la mejor, se hace imprescindible darse el tiempo de reflexionar y por eso hoy vamos a hacer un pequeño paréntesis en los temas de salud y bienestar para hablar de un tema que es trascendental en esta temporada, Hablar de la navidad y fin de año, siempre resultara motivante, de esperanza y de reflexión, independientemente de la religión que cada quien profese, y es entonces cuando debemos tomar la motivación que nos puede llevar a hacer algo diferente y como premio tendremos una mejora en lo personal y tener más salud, más riqueza, mejor relación con nuestra familia, mayor desarrollo profesional y más oportunidades en nuestra vida diaria, por eso yo lo invito a que tome su responsabilidad en todo lo que le acontece y mejore su suerte gracias a lo que Ud. hace.

¿Así que, en los días de navidad o con los primeros días de enero usted ha decidido dejar los malos hábitos? ¿O quizás ha resuelto quitarse esos kilitos de más? ¿O ha llegado al punto en que finalmente ha decidido dejar de fumar? ¿O volverse más organizado? ¿O comenzar un programa de ejercicios? ¿O dejar la botella?

Creo en lo personal que los seres humanos tienen el potencial para alcanzar lo que desean y aspiran en la vida, solo es cuestión de herramientas, programas, y sobre todo del deseo de hacerlo. Por eso siempre pregunto antes de dar consejos: ¿pero realmente quiere cambiar?

Por eso, hoy, reflexione acerca de lo que debe mejorar en su vida. Que siente que le afecta, que piensa que le puede ayudar a estar mejor en la vida, con su familia, en su trabajo, en lo personal. Hoy le presento lo que piensan algunos expertos acerca de los propósitos de navidad y año nuevo, y al final le doy un plan de propósitos, uno por cada mes del año, y le establezco una secuencia que le puede ayudar a mejorar. Según varios estudios, como el de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid hablando sobre William James, las personas necesitan 21 días para acostumbrarse a tener un hábito de vida nuevo. Es por ello que en esta ocasión vamos a proponerte un propósito cada mes del año, de tal forma que centrándote solo en ese durante unos días conseguirás incorporarlo a tu rutina.     Es conveniente que considere varios aspectos para lograr tener éxito como son la preparación que debe tener sobre todo de tipo mental, ya que el cambio inicia ahí, con sus pensamientos para lo cual requiere de ciertas técnicas y herramientas que le permitirán avanzar hacia los propósitos principales, de hecho las causas por las que no logra modificar los hábitos la mayor parte de las personas es por esa circunstancia de no haber tenido una herramienta que les permita mantener la motivación suficiente y las fuerzas necesarias para lograrlo. Hay que iniciar  con un proceso fundamental para cambiar como es la mentalización, la cual puede lograr si empieza condicionando su cuerpo por medio de técnicas importantes para realizarlo como es la relajación, la visualización, etc… ¡Espero le sea de beneficio!

Los buenos propósitos de año nuevo son excelentes, especialmente cuando la meta es la autosuperación y la salud, pero tenga en mente, que las intenciones de año nuevo pueden ser o una bendición o una pesadilla: un buen empujón para el ego si el propósito tiene éxito; o un duro golpe para la autoestima si el sueño se desvanece.

Pero no lo tome tan a pecho, puesto que no es tan difícil como parece. Un resbalón, y aun varias caídas no significan la derrota. «El mundo está lleno de tentaciones», «y todos nos exponemos a caer en sus garras. Espere eso y no se dé por vencido si sucumbe».

Si ha tomado una determinación de año nuevo, con eso ya lleva la delantera: usted ha reconocido el paso que debe dar y se ha comprometido a lograr la meta trazada. Ahora, sólo necesita llevarla a cabo.

El comprometerse a hacer algo es bueno. Sabemos, por investigaciones de psicología, que hacer un compromiso o tomar una determinación es un importante primer paso. Esto muestra que la persona se preocupa por el cambio y quiere hacerlo. La gente tiene que comprometerse para poder tratar.

El problema radica en que tal vez la obligación o compromiso no sean suficiente. Si una persona decide hacer un cambio pero no tiene los recursos, probablemente no lo logrará. «Alguien que haya tratado de dejar de fumar muchas veces podría necesitar ayuda de alguien para lograrlo» «Así que el siguiente paso es buscar un programa de consejería para fumadores, o un programa de apoyo».

Las personas que juran que dejarán de beber y sufren por conseguirlo deben reconocer que quizás necesitan ayuda, como un programa de desintoxicación u otros tipos de consejería, o bien un proceso de coaching. Eso es lo que le da resultado, si realmente quiere dejar el vicio del alcohol. 

Otro problema está en tener expectativas razonables. A menudo la gente hace propósitos que son casi imposibles de cumplir, como nunca más voy a comer otro postre mientras viva. Y, bien, esto es imposible porque se les presentarán muchas tentaciones.

Sin embargo, otro secreto es el de estar preparado para reconocer que puede haber una recaída, un regreso momentáneo al comportamiento que se está tratando de cambiar. Sólo la forma en que se haga frente al problema determinará el éxito o el fracaso.

Generalmente, la persona que ha jurado renunciar a los postres y caramelos sucumbe ante un postre tentador, se encoge de hombros y se abalanza sobre un pastel entero con la excusa de que es imposible cambiar. Lo que debería hacer, aconseja la psicóloga, es decir calmadamente: «Me comí un pedazo de pastel. Lo disfruté, y ahora trataré de ser fiel a mi propósito». Todo mundo necesita reconocer que una recaída no es el fin del mundo.

Pero debemos advertir un par de cosas: Aunque el día de Año Nuevo es un momento lógico y oportuno para hacerse buenos propósitos, no es necesariamente el más práctico. En realidad, la temporada decembrina es una época muy difícil para hacerse propósitos. «Es mejor comenzar el 7 de Enero, cuando todos regresamos al trabajo y ya no hay toda esa comida y bebida», sería más prudente y realista.

Hace poquito escuché aquella frase que atribuyen a W. Churchill “la siesta hace de un día, dos”. Churchill era un fiel practicante y se levantaba de la siesta con ánimos renovados, con mucha energía y podía trabajar como si fuera por la mañana.

La Navidad le brinda, si conecta todos sus sentidos, la oportunidad de hacer un alto en el camino y revivir los sabores a mazapán, a turrón…, los colores de la ciudad iluminada, la nieve, el árbol de Navidad, el portal de Belén, esos rojos intensos de la flor de pascua, los verdes abeto…, los aromas del hogar, de castañas asadas, de chimenea…Todas estas sensaciones le pueden transportar, si se deja llevar, a un viaje maravilloso, hacia Ud. mismo, hacia su infancia, a revivir ese espíritu de Navidad al que nos entregábamos con total ingenuidad, sencillez e inocencia. Desde allí, podemos volver disfrutando del camino, más o menos largo, que hemos recorrido hasta hoy, de los aciertos y de los errores, de los amigos y de los amores, de la alegría y de la tristeza, lo dulce y lo amargo… y disfrutar de esa caja llena de herramientas que hemos acumulado en el maravilloso camino que es la vida.

Navidad es un momento para olvidar y mirar hacia delante, dejar ir los sinsabores y los rencores que tanto nos dañan, dejar ir los malos recuerdos y todo aquello que nos desgasta y atenaza…..; sea ecológico y tírelo a la basura, si se siente con fuerza, escríbalo en un papel y, después, rómpalo en mil pedazos y tírelo; y en el hueco que ha quedado, ponga con mucho mimo, comprensión, escucha, humildad, tesón, perdón, agradecimiento, paciencia,…porque unas baterías cargadas con estos carburantes, le darán fuerzas para afrontar 2019 con ánimos renovados.

Navidad es también un momento magnífico para revisar objetivos, hacer los ajustes necesarios a los que hicimos en septiembre y plantearnos nuevas metas.

Para ayudarnos en el proceso contamos con infinidad de recursos, de los más sencillos a los más sofisticados, de los más económicos a los más caros, de los más sensatos a los más estúpidos…¡cuántas barbaridades hacemos a la hora de proponernos objetivos!, en muchas ocasiones nos creemos “héroes de película” con la capacidad de convertir los días de 24 horas en días de 24 x 3 ó 4…porque, si no, es imposible llevar a cabo nuestros planes; entre comer y cocinar más sano,  spinning, ir a clases de inglés (aunque sea en la intranet), hacer ese curso para que de una vez aparezca el artista que lleva dentro, y……. además ¿tener tiempo para nosotros, los amigos y dedicarle más atención a los niños?…

Y claro, lo queremos todo, todo, sin renunciar a nada y de inmediato, ¡ya!, casi gratis y sin esfuerzo, que para eso vivimos en la era de la inmediatez, en este 2020.

Desde el coaching se pueden proponer algunos modelos y herramientas que nos ayudan a diseñar nuestras metas, ajustadas a nuestras capacidades y realidades, explorar opciones y diseñar un plan de acción para alcanzarlas, con mucho sentido común; ahora bien, lo que no está en nuestra mano es:

– multiplicar las horas del día

– que no le suponga esfuerzo personal

– cambiar las leyes de la química, la física y las matemáticas

El coach le puede ayudar, concretar y enfocar lo verdaderamente importante, a estar presente y no desenfocar y a orientarse hacia la meta. Le acompañará en los procesos de decisión, adaptación y cambio; le motivará y apoyará para superar los obstáculos.

Seria conveniente centrarse en pequeñas cosas muy importantes, en base a experiencias personales y de otras personas en el coaching como lo menciono a continuación:

.

  • Distinguir entre metas finales y metas de desempeño. Sir John Whitmore las define en su libro “Entrenando para el desempeño empresarial”. Las metas finales, como la Visión, son inspiradoras, nos marcan el rumbo, aunque no están bajo nuestro control absoluto, se nos escapan cuestiones importantes para la consecución de la meta, “ganar la medalla de oro en los 100 m. lisos masculinos de las próximas olimpiadas, no sólo depende de nuestra marca, sino de los otros siete competidores, además de cómo nos encontremos física y mentalmente ese día a esa hora concreta…”. Las metas de desempeño, sí que dependerán de nosotros y están bajo nuestro control en gran medida, “hacer un tiempo de 9.85 seg en los 100 m lisos, en las próximas olimpiadas”… (El record actual es de 9.72 seg).
  • Será fundamental mantener la intención positiva del estado presente; la PNL (Programación Neuro-Lingüística) destaca en una de sus presuposiciones fundamentales, que todo comportamiento tiene esta intención, preservarnos del dolor, proporcionarnos placer o una ganancia secundaria. Me explicaré con un ejemplo: un directivo que tenía entre sus metas adelgazar, formulada en términos positivos, “hacer una dieta más sana y equilibrada”. Hasta ese momento todos sus intentos fracasaban. Entre sus acciones previstas para conseguirlo, estaba dejar de ir a comer con sus clientes durante la semana y dejar de salir  con los amigos los fines de semana.

Menos importante, recuerde que las decisiones son una función de su identidad, si existen conflictos a este nivel, ninguna elección será la adecuada, por lo que antes de proyectar metas, es mejor aclarar su Misión; a partir de ahí, como dice Robert Dilts, deberá proyectar una imagen de meta que encaje con ésta.

No hay que olvidar el objetivo final de todos es ser felices. La FELICIDAD, procede de nuestro interior y depende de lo que somos y experimentamos, no de lo que tenemos; alguien dijo “si necesitas perseguir la FELICIDAD es que la has puesto más allá de tu alcance”.

La FELICIDAD está en las pequeñas cosas de la vida, en los detalles cotidianos, por lo que quizás lo más inteligente sería empezar por ahí en nuestra lista de objetivos, conseguir cada día esas pequeñas cosas que nos dan alegría, placer, amor, amistad y que alimentan lo más importante, lo que somos

Todos debemos reconocer que siempre es difícil cambiar el comportamiento. Es un proceso lento que toma tiempo y compromiso. «Haga sus propósitos de año nuevo», le recomendamos: «Sea sincero consigo mismo y no se dé por vencido aunque tenga una recaída o dos». A continuación le presento una lista ampliada que debe considerar, y después mis 12 consejos personales para llevar a buen termino sus propósitos de navidad y año nuevo

1 Mejorar y progresar en mi trabajo.

2 Colaborar en causas justas y ayudar más a los demás

3 Hacer ejercicio y deporte

4 Adelgazar                      

5 Alimentarme más saludablemente.

6 Prestar atención a mi pareja o Buscar pareja

7 Dedicar mucho más tiempo a mis hijos

8 Viajar más y aprender cosas del mundo

9 Cuidar más a mis amigos

10 Mejorar mi casa

11 Aprender cosas nuevas

12 Dejar de fumar

13 Ver menos la tele y leer más

14 Conducir prudentemente y con seguridad

15 Cuidar mi salud

16 Ser positivo

A CONTINUACION LE DOY 12 CONSEJOS DE PROPOSITOS PARA SER UNA MEJOR PERSONA, ESPERANDO QUE LE AYUDEN ESTE AÑO 2020 QUE ESTA A PUNTO DE INICIAR, realice uno cada mes.

12 PROPOSITOS DE AÑO NUEVO

Enero: Si ya se decidió a lograr algo o cambiar algo es necesario iniciar un proceso  de mentalización, que incluya respiración,  relajación, meditación, visualización y pensamiento positivo, para decidirse a ser una nueva persona sobre todo para cimentar las bases del cambio que deseamos emprender. Es importante condicionar su cuerpo y su mente para poder lograr cambios.

Febrero: Iniciar un proceso de desintoxicación, procurar mínimo dos días, seria excelente el fin de semana después de año nuevo, que nos sirva además de reflexión acerca de la importancia que tiene limpiar nuestro organismo para una mejor salud y sobre todo que los procesos de cambio nos llevaran a muchas cosas mejores. Continúe realizando el proceso de mentalización que inicio en el mes pasado.

Marzo: Ya estará mentalizado en forma suficiente para que responda al cambio que desea iniciar por lo cual hay que empezar un nuevo programa de alimentación que incluya frutas verduras, cereales integrales, agua natural, disminuir grasas, azucares simples y disminuir la sal. Es importante adecuarse a las circunstancias que le rodean, sean familiares o laborales, estudiando con detenimiento en que momento es oportuno agregar estos alimentos, para evitar fracasar. 

Abril: Iniciar actividad física en forma, con un programa específico que le permita sacar lo mejor de sí mismo y que cumpla con objetivos específicos para mejorar su salud. Con medición de peso, talla, presión arterial, pulso, para poder  medir los avances. Recordar que debe reunir los requisitos de flexibilidad, aeróbico, de resistencia y equilibrio.

Mayo: Valorar los chequeos médicos que le corresponden por su perfil de riesgos, edad, sexo y síntomas que presente. Busque el apoyo médico parta evitar gastos innecesarios y solo realizarse aquellos que le correspondan.

Junio: Tomar suplementos nutricionales. Con el apoyo de su médico y de forma personalizada, buscar lo mas conveniente desde vitaminas y minerales, hasta nutrientes específicos como el ácido fólico, la vitamina C, la vitamina E, complejo B, antioxidantes, y se pueden incluir complementos herbolarios para circunstancias específicas de cada persona.

Julio: Inicie practicar con regularidad métodos de relajación y meditación. Comprar y escuchar CDs de persuasión subliminal de aquellas áreas que deba mejorar en su aspecto psicológico y espiritual, acudir a misa, hacer oración con constancia, iniciar un programa de frases positivas que debe repetirse todo el día. Empiece a reunirse con grupos de amigos y familiares, descanse una vez a la semana.

Agosto: Revise sus hábitos en general y empiece a modificarlos uno por uno (fumar, alcohol, manías, etc.), haga un listado para tenerlos presentes. Reflexione acerca de la importancia y dificultad de cada uno de ellos y motívese pensando cómo se sentirá cuando lo haya logrado cambiar. Utilice técnicas mentales para lograr este propósito.

Septiembre: Valore su misión en la vida, investigue, pregunte, lea, pida consejos, visite gente que le pueda ayudar o dar información. Trate de pensar que le gustaría que la gente dijera cuando Ud. fallezca.

Octubre: Inicie el hábito de la lectura. Incluya temas de superación personal, motivación, de crecimiento personal. Trate de inscribirse en algún grupo de lectura, aprenda a compartir lo aprendido. Reflexione acerca de su crecimiento personal y la trascendencia de su vida en los demás.

Noviembre: Revise el sentido común de las cosas cotidianas que hace o a las que tiene acceso para tratar de ser congruente, conmigo mismo, aplicándolo en cada uno de los actos de su vida con su familia, con su trabajo y con su medio ambiente, aplicándolo en cada uno de los actos de su vida.

Diciembre: Planee sus vacaciones y días de descanso para aprender a disfrutar y recuperarse para poder enfrentar mejor los retos de la vida diaria, aprovechando para reflexionar acerca de lo que ha logrado y de lo que debe seguir cambiando para mejorar.

¡¡Que todos sus propósitos de este Año Nuevo 2020 se cumplan!!

¡Hasta la próxima semana!

%d bloggers like this: