López Obrador asumirá “desafío mayúsculo” pero con una “potente legitimidad”

www.nytimes.com

Madrid, 6 jul (EFE).- El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, asumirá un “desafío mayúsculo” cuando llegue al cargo en diciembre próximo, pero lo hará con la “potente legitimidad” que le han otorgado los ciudadanos en las urnas.

Así se expresa el experto Carlos Malamud, catedrático de Historia de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), en un artículo publicado hoy en Firmas de EFE (https://www.efedocanalisis.com/category/firmas/), en el que matiza que “México necesita una gran transformación que reduzca la pobreza y la desigualdad y controle la corrupción y la violencia”.

“Para ello tiene que romper el techo de cristal que sigue frenando su despegue”, advierte Malamud, al remarcar que “es trascendente que el candidato de la izquierda de impusiera de forma rotunda y obtuviera la mayoría de ambas cámaras (Congreso y Senado)”, pero también que ganara buena parte de los puestos en liza a nivel nacional y regional.

Estas elecciones, según el analista, han puesto además de relieve “el mal resultado de los partidos y coaliciones rivales, encabezadas por el PAN y el PRI”, lo que pone en entredicho a los tres partidos tradicionales, si sumamos al PRD.

El elevado nivel de participación (62,62%) en las elecciones mexicanas del pasado domingo puso de de manifiesto, asimismo, “el hartazgo de la población con los dos mayores problemas del país: la corrupción y la violencia”.

“Los comicios se transformaron en una especie de plebiscito sobre el sexenio de Enrique Peña Nieto”, dice Malamud, al mencionar algunos hechos de su gobierno que calificó de “desastres”: el escándalo de corrupción de la mansión del presidente, que salpicó a la primera dama y el asesinato de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, “una crisis pésimamente gestionada por su gobierno y que supuso un fuerte deterioro de la imagen presidencial”.

Ahora, tras la victoria de López Obrador, “se mantiene la incertidumbre en torno a su plan de gobierno y a las medidas que tomará para resolver los principales problemas de México sin renunciar al crecimiento económico”, apunta el catedrático de la UNED.

Aún así, “López Obrador llega al gobierno con una potente legitimidad” y su problema será “trasladar ese impulso inicial a su gestión de gobierno”, dice Malamud, para reconocer que, en cualquier caso, el nuevo presidente “tendrá un gran poder en sus manos”. EFE