Lorenzo, abatido, reconoce sus problemas y que realmente “está muy lejos”

Silverstone (Gran Bretaña), 23 ago (EFE).- El español Jorge Lorenzo (Repsol Honda RC 213 V) reconoció, abatido por la situación que atraviesa tras la lesión, que “será prácticamente imposible pasar directamente a la Q2 y muy difícil acabar entre los quince primeros”.

Lorenzo, que explicó que realmente está lejos del puesto veinte, asumió que vive “una de las situaciones más duras en mi carrera deportiva, porque nunca he estado así después de las lesiones de escafoides y del pie que arrastro desde el año pasado, pero me estaba acercando”.

“Nunca he sido realmente competitivo con la moto y si añades esta grave lesión que he tenido todavía lo complica mucho más, como se han visto en los tiempos hoy, pero es una combinación de todo, de estar dos meses parado con esta lesión de espalda y de haber perdido tanta masa muscular”, explicó el piloto de Repsol Honda.

“Es la situación que hay y no es que me esté paseando, porque estoy intentando dar lo mejor de mí, pero ni el físico ni la lesión me permite ir mucho más rápido”, sentenció al respecto Lorenzo.

“Sabía que sería difícil y esta noche me dolerá la espalda, pero no podía alargar más mi retorno”, agregó el piloto.

“Hacía mucho tiempo que no me reencontraba con los miembros del equipo, desde mi caída en Assen, pero ha sido bueno volver a hablar con ellos, con Takeo (Yokoyama, director técnico), Alberto (Puig, director del equipo) y Kuwata (Tetsuhiro, director de HRC), para aclarar las cosas, los rumores que surgieron, y mirar para adelante”, explicó Jorge Lorenzo.

“Ellos entienden la situación que estoy pasando y no me piden nada, simplemente que ruede y me acople poco a poco a la moto. Y ya está”, afirmó Lorenzo, quien resaltó que intentará “ir un poco más rápido, pero siempre teniendo presente que otra caída, en cualquier curva, pero sobre todo si es parecida a la de Assen, sería muy mala para mi condición física”. EFE