Inicio > Noticias > Internacional > Los abusos de Karadima y la lucha de sus víctimas por una reparación civil

Los abusos de Karadima y la lucha de sus víctimas por una reparación civil

Alberto Peña

Santiago de Chile, 27 mar (EFE).- Un fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago contra el Arzobispado capitalino se convirtió este miércoles en una suerte de reparación para los denunciantes de abusos sexuales cometidos en Chile por el exsacerdote Fernando Karadima, que por décadas abusó de niños y adolescentes.

El caso Karadima es uno de los más emblemáticos en el país con respecto a las denuncia de abusos sexuales cometidos en el seno del Iglesia católica, que obligó a la intervención del papa Francisco en la situación.

Mientras Karadima quedó condenado por la Justicia canónica en 2011 a una vida de reclusión y penitencia, más de 5 años después la Justicia chilena, por la vía civil, otorga una reparación económica a tres de sus víctimas y denunciantes.

Las siguientes cuestiones explican en su totalidad el caso Karadima:



¿Quién es Fernando Karadima?

Karadima es un exsacerdote que fue muy influyente dentro de la Iglesia católica chilena, quien desde la parroquia santiaguina de El Bosque, situada en un barrio acomodado de la capital, forjó durante años sólidos nexos con sectores de la elite política y económica del país.

Durante sus años como cura cometió abusos sexuales contra niños y adolescentes, por los que no pudieron condenarle por la vía penal al estar prescritos los delitos.



¿Quiénes son las víctimas y denunciantes de Karadima?

A partir del año 2003, el sociólogo José Andrés Murillo, el periodista Juan Carlos Cruz y el médico James Hamilton denunciaron ante la Iglesia haber sido víctimas de abusos sexuales cometidos por Karadima en la parroquia de El Bosque cuando eran menores.

En 2011, la Justicia canónica condenó a Karadima por estos actos, pero el proceso en la Justicia penal chilena que transcurría en paralelo, aunque confirmó como verídicas las denuncias, se cerró sin condena por la prescripción de los hechos.

El 3 de septiembre de 2013, las tres víctimas presentaron una demanda conjunta ante la Justicia civil contra el Arzobispado de Santiago por el presunto encubrimiento de los abusos cometidos por Karadima contra ellos, y solicitan una indemnización de 450 millones de pesos chilenos (unos 660.000 dólares).

Más de un lustro después, este miércoles vieron cómo la Corte de Apelaciones de la capital de Chile ponía fin a un rosario de apelaciones que retrasaron por años la sentencia, que estableció hoy que deben ser indemnizados con 100 millones de pesos (unos 147.000 dólares) cada uno, que no será recurrido por el ente clerical.



¿Cuál es la situación actual de Karadima?

Tras su condena canónica a reclusión y penitencia en 2011 por los abusos sexuales cometidos contra menores, el papa Francisco le retiró el pasado septiembre el estado clerical en un acto de transparencia y reparación a las víctimas chilenas, a las que el pontífice invitó al Vaticano para una reunión privada.



¿Qué repercusión tuvo en Chile el caso Karadima?

El caso Karadima abrió una oleada de denuncias por abusos sexuales contra menores y adultos cometidos por personas relacionadas con la Iglesia católica chilena por años y que supuso que el papa mandara llamar el pasado mayo a los 34 obispos chilenos al Vaticano y estos presentaron sus renuncias en bloque tras reconocer que habían cometido “graves errores y omisiones”.

De esas renuncias ya son ocho las que el pontífice ha decidido aceptar, la última de ellas la semana pasada, la del ya arzobispo emérito de Santiago, el cardenal Ricardo Ezzati, un lugar que ha tomado como administrador apostólico de la congregación el obispo Celestino Aós.



¿Cuál es la importancia de la sentencia de la Justicia chilena contra el Arzobispado de Santiago?

Esta condena, a través de la Justicia civil, supone un “hecho sin precedentes”, según explicaron los denunciantes, y una vía diferente de reparación para las víctimas en el país austral y que no han podido conseguir una condena contra sus abusadores por estar los hechos prescritos.

Además, la Fiscalía Nacional de Chile investiga a 219 religiosos chilenos en 158 casos de abusos sexuales contra 241 víctimas, de las cuales 123 eran menores de edad al momento de los hechos. EFE

%d bloggers like this: