miércoles, abril 14, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Los alemanes satisfechos con su presente pero preocupados por su futuro

Los alemanes satisfechos con su presente pero preocupados por su futuro

Berlín, 12 sep (EFE).- Los alemanes, pese a estar en general satisfechos con su situación actual, miran con preocupación hacia el futuro y temen que Alemania no podrá mantener en los próximos años la fortaleza económica que ha caracterizado al país.

Así se desprende de una encuesta del instituto demoscópico Allensbach, realizada entre alemanes de entre 30 y 59 años.

Las personas pertenecientes a esa franja de edad forman un 80 % de los contribuyentes alemanes y el 70 % de los trabajadores.

Entre los encuestados, un 41 % considera que la situación económica empeorará en los próximos años, mientras que sólo el 25 % considera que la economía alemana podrá mantener su fortaleza actual.

Curiosamente, el escepticismo es especialmente alto entre las personas de más altos ingresos, entre las que incluso un 44 % creen que la situación empeorará.

Esas cifras contrastan con las respuestas de los mismos encuestados con respecto a su situación actual. Un 42 % consideran que su situación personal es mejor que hace 5 años y sólo un 18 % opina que ha empeorado.

En total, sólo un 12 % de los encuestados tienen preocupaciones por la estabilidad de su puesto de trabajo.

Sin embargo, en ese punto hay diferencias entre los distintos estratos sociales.

Mientras entre las personas de los estratos más bajos un 25 % teme por la seguridad de su puesto de trabajo, en los estratos medios eso ocurre con un 9 % y en los más altos sólo con un 3 %.

Los riesgos que ven la mayoría de los encuestados son la escasez de personal cualificado, la política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el peligro de que Alemania se rezague en lo relativo a importantes desarrollos tecnológicos.

Por otra parte, un 51 % de los encuestados consideran que actualmente predominan los cambios negativos en Alemania y sólo un 16 % creen que hay más cambios positivos.

Con respecto a los comportamientos sociales, a los encuestados les preocupa un aumento de la agresividad, el egoísmo y la xenofobia en la sociedad.

En comparación con sus padres, la mayoría consideran que su situación es mejor en cuanto a posibilidades financieras (57 %).

Un 61 %, sin embargo, creen que sus padres tenían menos estrés y más tranquilidad.

En cuanto a los valores, la virtud del ahorro parece tener menos importancia que para generaciones anteriores y sólo un 10 % están dispueston a someterse a limitaciones para ahorrar de cara al futuro. EFE