Los argentinos Grillo y Cabrera llegan con diferentes expectativas al Masters

Juan Luis Guillén

Augusta (Georgia, EEUU), 9 abr (EFE).- Los golfistas argentinos Emiliano Grillo y Ángel Cabrera llegan al Masters, el primer major de la temporada que se disputa esta semana en el histórico recorrido de Augusta National, con diferentes estados de forma y expectativas.

“La verdad es que estoy jugando poco. Hace rato que no compito y no estoy en mi mejor nivel. Sé que va a ser una semana dura”, dijo a Efe el veterano Cabrera, ganador del Masters de 2009, que lleva varios meses alejado de las principales competiciones.

“Obviamente jugar acá siempre es muy lindo, pero la verdad es que tengo muy pocas expectativas”, señaló Cabrera, ganador de dos majors (US Open de 2007 y el Masters de 2009) y mejor jugador de la historia del golf argentino, que con 49 años está a punto de acceder al nivel senior.

“Hace mucho que no veo jugar a Emi, pero creo que todo el que llega aquí tiene chance y posibilidad de hacerlo bien”, dijo el golfista cordobés acerca de su compatriota Emiliano Grillo, que solo ha fallado un corte en los 12 torneos del PGA Tour en los que ha participado esta temporada.

Grillo juega esta semana su tercer Masters, en el que acabó en el puesto 51 el año pasado y empatado 17 en 2016, el año de su estreno.

“En mi primer año, me sentía normal al principio de la semana, pero llegó la competición el jueves y tres minutos antes de salir a jugar me quería ir. Los nervios me superaron, pero al ver la pelota en el aire ya me sentí listo”, dijo a Efe el golfista chaqueño de 26 años, que se encuentra mucho más preparado para el Masters.

Al repasar su actuación de los dos últimos dos años, Grillo solo saca lecciones positivas: “Hay muchos momentos buenos y no tantos malos. Los malos son buenos al final”.

A pesar de las pocas expectativas de Cabrera, Emi Grillo, que lo vio ganar por televisión cuando era pequeño, no descarta que su ídolo de infancia vuelva a brillar en Augusta.

“Cabrera es uno de esos jugadores que va una semana y de repente juega bien. Es un lugar especial para él y para su juego, y ha demostrado varias veces que tenía oportunidad de ganar acá”, dijo el chaqueño. EFE