Los Azules del español Paco Jémez apostarán a un milagro a partir de mañana

México, 12 abr (EFE).- El Cruz Azul del entrenador español Paco Jémez apostarán a partir de mañana a un milagro, vencer al líder Toluca y luego a cuatro rivales más, única manera de clasificarse a la liguilla de los ocho mejores del Clausura mexicano.

Después de perder la ventaja en sus dos últimos partidos, lo cual le significó ganar solo un punto de seis posible, los Azules de Jémez fueron desplazados al decimosexto y antepenúltimo lugar de la clasificación del Clausura y ahora están obligados a algo parecido a un imposible, derrotar de visita a Toluca, Puebla, Pachuca y León, y en casa a las Chivas de Guadalajara.

Aunque bajo el mando de Jémez el equipo lleva 12 partidos con un fútbol agradable basado en disputar la pelota desde la salida y tenerla en los pies y a pesar de haber dominado la mayor parte del tiempo a los rivales, el Cruz Azul ha carecido de puntería y de sabiduría para mantener las ventajas, causas de la crisis.

“El fútbol ha sido injusto con nosotros”, ha repetido el estratega español en numerosas ruedas de prensa y entrevistas individuales en las que ha confesado hasta el desvarío de preguntarle a un entrenador rival, el de Morelia, cómo hace para anotar goles con una o dos llegadas al área por partido.

Justo ante ese equipo, amenazado con descender, la “Máquina” sufrió las últimas de sus decepciones al perder la semifinal de la Copa Mx a mitad de la pasada semana y ser alcanzada a tres minutos del final el sábado en su anterior partido de liga.

Eso ha llevado al equipo a la urgencia de sumar 15 puntos de 15, una proeza poco probable que los celestes intentarán realizar a partir de mañana ante el mejor equipo del campeonato, el Toluca.

En el año de su centenario, los “Diablos” del entrenador argentino Hernán Cristante muestran la segunda mejor defensa del campeonato con menos de un gol recibido por partido y si bien su ataque no está entre los cinco más prolijos, ha sido oportuno, liderado por el colombiano Fernando Uribe con cuatro goles.

Mañana Uribe y los argentino Pablo Barrientos y Gabriel Hauche encabezarán el ataque del Toluca que en casa, a 2.600 metros de altitud, intentará rematar al Cruz Azul que si no gana llegará a seis torneos sin avanzar a la fase de los ocho mejores.

Si bien está a siete puntos del octavo lugar, una distancia superable cuando quedan 15 por disputar, Cruz Azul tiene a 15 rivales encima y eso complica el panorama de un equipo que aparece entre los primeros en posesión de balón, tiempo de permanencia en el área y pases, pero es el de peor ofensiva con 10 goles, menos de uno por encuentro jugado.

Con el ecuatoriano Ángel Mena, el paraguayo Jorge Benítez, el argentino Christian Giménez y el chileno Martín Rodríguez, este jueves Cruz azul se jugará su última carta; de no ganar le quedarán cuatro partidos, no para buscar la clasificación, sino para sumar la mayor de cantidad de puntos posibles para que no sea tan cruda la amenaza del descenso que perseguirá al equipo a partir del próximo verano.EFE