Inicio > Noticias > Internacional > Los cancilleres de Argentina y Brasil dan el primer paso para la distensión

Los cancilleres de Argentina y Brasil dan el primer paso para la distensión

Brasilia, 12 feb (EFE).- El canciller brasileño, Ernesto Araújo, recibió este miércoles a su homólogo argentino, Felipe Solá, para una primera cita que ambos consideraron “franca” y “sincera”, y que supuso el primer paso para una distensión de la relación bilateral.

“Ha sido una excelente reunión”, dijo Araújo a periodistas junto a Solá, en un pronunciamiento conjunto en el que no hicieron ninguna alusión a las polémicas de los últimos meses entre los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y Argentina, Alberto Fernández.

Las divergencias ideológicas fueron dejadas de lado por los dos ministros, quienes subrayaron los lazos históricos bilaterales, la cooperación que mantienen los dos países en las más diversas áreas y la apuesta común en el Mercosur, bloque que también integran Uruguay y Paraguay.

El deseo común de superar las diferencias quedó reflejado en la decisión de volver a convocar a unas comisiones bilaterales en las áreas de economía, infraestructura y hasta política, cuyo trabajo se interrumpió tras la victoria el año pasado de Fernández, quien está en las antípodas ideológicas en relación al ultraderecha Bolsonaro.

Solá afirmó que su visita “al hermano Brasil” se da en un “marco de acercamiento” y la consideró como un “viaje de amistad y calidez postergado por varias razones”, que le ha permitido exponer la difícil situación económica “heredada” por el nuevo Gobierno.

“Argentina tiene una recesión profunda, que se ve en la caída de las exportaciones, tiene un problema de demanda interna muy fuerte, su poder adquisitivo ha caído en forma preocupante” y ha “heredado una altísima inflación”, expuso Solá.

También puntualizó que “enfrenta una deuda externa absurdamente alta y en un plazo muy corto”, que buena parte de los recursos que recibió “se fugaron a través de un irresponsable sistema cambiario”, por lo que el Gobierno de Fernández está en negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Es el primer paso” de una serie de negociaciones, señaló Solá, quien pidió explícitamente el apoyo del Gobierno brasileño.

“Hemos pedido a nuestros hermanos brasileños que también nos apoyen de la manera que puedan en el FMI”, ya que Argentina ahora precisa “tiempo para crecer y para pagar”.

Araújo, por su parte, sostuvo que “Brasil tiene una expectativa muy grande de contar con Argentina en temas esenciales”, entre los que citó la “consolidación del Mercosur como plataforma dinámica de inserción en la economía internacional”.

Según citó el ministro brasileño, el Mercosur “se debe posicionar frente al mundo como polo de crecimiento económico”, “trabajar por la democracia en la región” y profundizar la cooperación en áreas como el combate al crimen organizado y el terrorismo.

Aunque Solá no hizo mención al asunto, Araújo indicó que durante la reunión habían conversado sobre Venezuela, cuya crisis es vista con diferentes ópticas por Fernández y Bolsonaro, aunque coinciden en que la comunidad internacional debe propiciar una salida negociada a la crisis.

“Coincidimos enteramente en el objetivo de contribuir a una transición democrática” en Venezuela, manifestó el canciller brasileño.

Tras la reunión con Araújo, y en otro gesto que parece apuntar hacia una superación de las discordias, el canciller argentino tiene prevista una audiencia “de cortesía” con Bolsonaro, que le recibirá en el Palacio presidencial de Planalto.

De acuerdo con Solá, en ese encuentro le trasmitirá al gobernante brasileño “el saludo fraterno del presidente Alberto Fernández”. EFE

%d bloggers like this: